Carta editorial

1 diciembre, 2012 Revista:No. 10 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Aún no hay valoraciones)
Cargando…

Mucha gente se ha preguntado: ¿Es mejor ser empleado o empresario?.

Las condiciones financieras del mundo han cambiado radicalmente; hace 50 años los jóvenes soñaban en conseguir un buen empleo porque tal situación aseguraba “para siempre” su bienestar económico y el de su familia.

En ese entonces los empresarios eran muy pocos, pero fuertes y poderosos, de tal modo que hacían el papel de padre de sus empleados; la relación patrón-empleado era de toda una vida pues satisfacía sus necesidades con buenos salarios que les permitían vivir cómodos y estables.

Actualmente el concepto de iniciar una empresa ha cambiado, pues antes se creía que era necesario iniciar con grandes capitales para abarcar mercados extensos y ahora la idea es comenzar con negocios pequeños; por supuesto, a éstos les cuesta mucho esfuerzo sobrevivir, por lo que se obligan a reducir considerablemente sus gastos y, en consecuencia, los empleados no pueden ya vivir decorosamente con sus sueldos.

Es por eso que “Hojeadas al mundo” en su décima edición recolectó para tí: “Hablemos de empresas” con artículos que hablan de las familiares, las prestigiosas y las socialmente responsables y también de un factor fundamental en “La reputación depende del líder”

En otros temas, dedicamos a la televisión, nuestra gran acompañante dos temas: “A su televisor sólo le faltará hablar” y “Las horas de más raiting en televisión de paga”; para las mujeres publicamos “Maquillaje invernal” y uno muy actual sobre “El cansancio femenino” y, como con diciembre se inicia el nuevo gobierno federal en México, les damos un repaso a: “Las promesas de Peña Nieto” para saber el gran trabajo al que se enfrentará el nuevo presidente del país.

Para entretenerte y relajarte tenemos: “Los riesgos de ser sonámbulo”, “El gran peligro de los chicles” y ahora que empieza el frio aprende a preparar un coctel exótico pero muy mexicano a base de kiwi y mezcal.

Y hablando en términos emprendedores nos despedimos con esta frase:

“En muchas empresas para alcanzar el éxito no importa vencer, basta combatir”

Hasta la próxima.

 

Navegación << Portada Número 10 Hablemos de empresas: >>

Los comentarios están cerrados.