El director general sostiene el peso de la empresa

1 diciembre, 2012 Revista:No. 10 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

La reputación depende del líder.

El prestigio del director es fundamental.

El prestigio del director es fundamental. Foto : Agencia Reforma

El prestigio del director general es crítico. Es la primera imagen que la gente tiene de la compañía, opina Mayra Ortega, directora de Recursos Humanos en Lucas5, firma dedicada al reclutamiento corporativo.

Y es que los directores generales de las empresas sostienen el peso de la organización, no sólo con los resultados que arroja su gestión, también con lo que proyectan como personas, coinciden especialistas.

El líder es la piedra angular. Provee la visión de la organización: hacia dónde quiere ir y cómo se quiere posicionar.

«El líder es la piedra angular. Provee la visión de la organización: hacia dónde quiere ir y cómo se quiere posicionar», afirma Milton Rosario, doctor en Psicología Industrial Organizacional.

El prestigio del director es fundamental.

El prestigio del director es fundamental. Foto : Agencia Reforma

En su opinión, quien ocupe el escalón más alto de la empresa debe reunir ciertas características dentro del área laboral, como habilidad para crecer, innovar y operar.

Estas capacidades se deben complementar con rasgos de personalidad también definidos.

«Mi trabajo no es hacerles fáciles las cosas a las personas. Mi trabajo es volverlas mejores», resumió Steve Jobs sobre su función en Apple.

Steve Jobs ejemplo de un gran líder.

Steve Jobs ejemplo de un gran líder. Foto: El Universal

Jobs representó un ejemplo de liderazgo dentro de una compañía e influyó en la imagen que el público se creó de la misma.

«El líder debe tener reputación inmaculada, ser creíble en sus argumentos, mostrarse como modelo y guía, poseer la capacidad de inspirar, ser entusiasta y poder contagiar ese entusiasmo», opina Laura Gómez, directora de Recursos Humanos de la consultora Mercer

«Aquella persona que no pueda ser leal ni a su propia familia, mucho menos lo será a una empresa», considera.

Por otro lado, Ortega afirma que a un director general no lo contratan para que se vuelva famoso y salga en revistas.

«Muchos descuidan la empresa por delirio de encumbramiento y terminan despidiéndolos».

Es común que el reclutamiento en empresas se deje a rangos más bajos de la organización. Sin embargo, advirtió Mayra Ortega, las células superiores deben estar al tanto, pues cada integrante aporta un valor agregado.

«El director general debe participar en la implementación de sistemas de evaluación a todo nivel, así como conocer preparación y estudios de quienes llegan a la empresa», aseguró.

Navegación << Hablemos de empresas: Maquillaje invernal >>

Los comentarios están cerrados.