La historia del repartidor de flechas

1 febrero, 2013 Revista:No. 14 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Cupido carga flechas de oro para enamorar y de plomo para la indiferencia.

Cupido carga flechas de oro para enamorar y de plomo para la indiferencia.
Foto: El Universal

Cupido es uno de los símbolos de San Valentín, se le conoce como un niño alado y armado con arco y flechas que son disparadas a dioses y humanos, provocando que se enamoren profundamente. En ocasiones lleva también los ojos vendados, para mostrar que el amor es ciego.

Según los romanos, Cupido es el hijo de Venus, diosa de la belleza y la fertilidad, y de Marte, dios de la guerra, y cargaba en su espalda dos clases de flechas: unas doradas con plumas de paloma que provocaban

un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia.

Pero además existe una historia interesante en torno a este personaje y su novia mortal, Psique. Venus estaba celosa de la belleza de Psique y ordenó a Cupido castigarla, pero en lugar de ello, Cupido se enamoró profundamente de Psique, a quien tomó como esposa, pero como mortal, ella tenía prohibido verlo.

Psique era feliz hasta que sus hermanas la convencieron de ver a Cupido, pero al hacerlo, Cupido la castigó abandonándola. Después de esto, Psique tuvo que pasar muchas pruebas para encontrar nuevamente el amor, hasta que Cupido la perdonó y los dioses, conmovidos por el amor de Psique hacia Cupido, la convirtieron en una diosa.

En la mitología griega, Cupido es conocido como Eros, el hijo joven de Afrodita, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad.

En la mitología griega, Cupido es conocido como Eros, el hijo joven de Afrodita, la diosa del amor, la belleza y la fertilidad.

Dirigía la fuerza primordial del amor y la llevaba a los mortales. Era pícaro y carismático, pero a veces cruel con sus víctimas, ya que no tenía escrúpulos.

Se le conocía como el dios del amor y hoy es probablemente el símbolo más reconocido que se asocia con el Día de San Valentín, junto con el corazón. Se le representa como un pícaro niño alado con arcos y flechas. Las flechas representan los signos y sentimientos del amor, cuando se los apunta a alguna persona.

Fuera de toda esta historia mitológica, el psicólogo social Carlos Díaz explica que este personaje que hace la función de ayudar a las parejas a unirse y amarse es parte de una tradición romántica que ha perdurado por muchos años.

«Pero una relación donde podamos decir que hay amor, que está Cupido con la flechita bien anclada que nadie la quita, es aquélla en donde cada uno cede para que el otro también reciba y viceversa».

Pero el amor al estilo Cupido, indica, es aquél en el que las parejas se aceptan sin trabas. «En la relación de pareja hay momentos buenos y malos. No todo es miel sobre hojuelas, no todo es dicha y felicidad, también tiene su lado conflictivo.

Es el símbolo más importante del “Día del amor”.

Es el símbolo más importante del “Día del amor”.
Foto: El Universal

«Pero una relación donde podamos decir que hay amor, que está Cupido con la flechita bien anclada que nadie la quita, es aquélla en donde cada uno cede para que el otro también reciba y viceversa».

A PROPÓSITO DEL AMOR

Todos han intentado describir esa fuerza que mueve al mundo, el amor.

Filósofos, escritores y poetas le han rendido tributo a esa variable intangible, pero constante a lo largo de la historia del hombre y que ha producido frases como éstas.

El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el mundo.
Mahatma Gandhi.

Amar profundamente a alguien nos da fuerza. Sentirse amado profundamente por alguien nos da valor.
Lao Tsé.

Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.
Antoine de Saint-Exupéry.

El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice.
Charles Baudelaire.

No ser amados es una simple desventura; la verdadera desgracia es no amar.
Albert Camus.

Yo amo, tu amas, el ama, nosotros amamos, vosotros amáis, ellos aman.Ojalá no fuese conjugación sino realidad.
Mario Benedetti.

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.
Jorge Luis Borges.

El sabio es sabio porque ama. El loco es loco porque piensa que puede entender el amor.
Paulo Coelho.

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
Madre Teresa de Calcuta.

El amor es intensidad y por esto es una distensión del tiempo: estira los minutos y los alarga como siglos.
Octavio Paz.

En el amor siempre hay algo de locura, mas en la locura siempre hay algo de razón.
Friedrich Nietzsche.

Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta.
Platón.

El amor es una maravillosa flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio.
Stendhal.

Navegación << El beso, la llave para entrar en otra persona Cómo enfrentar el ´mal de amores´ >>

Los comentarios están cerrados.