Y tú ¿estudias o trabajas?

15 febrero, 2013 Revista:No. 15 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…

Fuente: El Universal

Antes la frase ¿estudias o trabajas? servía para ligar

Antes la frase ¿estudias o trabajas? servía para ligar
Foto: El Universal

No hace mucho tiempo, una de las frases más comunes para ligar o para conocer gente era preguntar: «Y tú ¿estudias o trabajas?» y aunque la frase pocas veces tenía éxito representaba y aún representa una forma de entender la sociedad y a sus miembros productivos; si no se estudia, se trabaja.

Los NI- NI´s son aquellas personas que ni estudian ni trabajan. Estimaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalan que son alrededor de 7 millones de jóvenes en edad productiva que pertenecen a este sector. No estudian y tampoco trabajan.

Cerca de 7 millones de jóvenes son “ninis” .

Cerca de 7 millones de jóvenes son “ninis” . Foto: El Universal

La falta de oportunidades y de valores en casa provoca que para estas generaciones sea difícil cursar una carrera o bien encontrar un trabajo para satisfacer sus necesidades.

José Narro, Rector de la UNAM señaló que hace falta una revisión en la escala de valores de la sociedad actual, misma que pareciera privilegiar más la acumulación rápida de dinero que el esfuerzo, el trabajo o la honestidad.

Son los NI-NI´s las fuerzas de reserva de la delincuencia organizada. Especialistas como Gustavo Saraví señalan que el crimen ofrece a estos muchachos las recompensas, el reconocimiento y el dinero que no encontraron en la sociedad de manera legal.

El hecho de no estudiar (tener una perspectiva de carrera profesional) y de no trabajar (carecer de perspectiva laboral) los coloca en una situación delicada.

El hecho de no estudiar (tener una perspectiva de carrera profesional) y de no trabajar (carecer de perspectiva laboral) los coloca en una situación delicada, donde una buena oferta de desarrollo rápido y con relativamente poco esfuerzo puede seducirlos.

Los “ninis”, una bomba de tiempo: UNAM

Los “ninis”: las fuerzas de reserva de la delincuencia organizada.

Los “ninis”: las fuerzas de reserva de la delincuencia organizada.
Foto: El Universal

La falta de oportunidades de empleo, la deserción escolar y la baja calidad educativa hacen del fenómeno nini una bomba de tiempo cuya magnitud y costos no ha dimensionado el Estado mexicano a fin de desactivarla, advierte un estudio del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Nacional Autónoma de México (CRIM–UNAM).

Según el documento, esta exclusión provocará que aumente el número de jóvenes que opten por la migración, la economía informal y la delincuencia. Pero quienes ven aún más afectada su situación son los adolescentes provenientes de hogares de bajos ingresos, debido a que el abandono escolar temprano les dificulta obtener un empleo.

Se ven involucrados en escenarios de paternidad a temprana edad y altas tasas de dependencia.

El estudio particulariza que los jóvenes de entre 15 y 19 años que viven las condiciones del desempleo y el abandono escolar pronto se ven involucrados en escenarios de paternidad a temprana edad y altas tasas de dependencia. La existencia de este “contingente creciente que no estudian ni trabajan ha sido provocada por las restricciones del mercado laboral pero también las del sistema educativo”.

Abunda que el abandono de los estudios se convierte en un área problemática en el panorama laboral de los jóvenes, puesto que los niveles de calificación que alcanzan, aunque más altos que en el pasado, de todos modos no los constituyen en un grupo con posibilidades de ser empleados.

Uno de cada tres migrantes tienen entre 18 y 25 años.

Uno de cada tres migrantes tienen entre 18 y 25 años. Foto: El Universal

Los investigadores de la UNAM advierten que “lo que no debe dejarse de lado es que muchos de ellos han encontrado modos de obtener ingresos por otras varias vías no siempre legales, cuando no francamente ilegales, vinculadas a fenómenos crecientes de marginalidad e ilegalidad que se dan sobre todo en las grandes zonas urbanas”.

Esto es una tragedia nacional pues, a decir de los expertos, para los jóvenes la educación ya no tiene sentido, pues dejó de garantizarles el acceso a los estándares mínimos del bienestar material, como ocurría no hace mucho tiempo atrás. Con ello, las nuevas aspiraciones de la población joven se encuentran en el narcotráfico y la migración.

Esta es la problemática que enfrentan los jóvenes de 18 a 25 años edad en nuestro país, un segmento de la población que potencialmente debería estar cursando estudios universitarios y que en el corto plazo estaría dirigiendo el rumbo del país, en lugar de estar siendo asesinados impunemente, dicho sea de paso.

Es casi imposible cuantificar la cantidad de jóvenes que ante tal panorama optan por ingresar a las actividades ilícitas (entre ellas el narco), pero sí es posible saber cuántos de ellos salieron del país en busca de mejores condiciones de vida.

Navegación << Una droga muy peligrosa…para ellas Los “Sisis”, sí estudian y sí trabajan >>

Los comentarios están cerrados.