Carta editorial

1 marzo, 2013 Revista:No. 16 Etiquetas: , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

El deporte ayuda a que el mundo sea mejor, de eso está convencida la mayoría de la gente y es por eso que nuestra edición 16 tiene para ustedes una buena recopilación de temas relacionados a fomentar dicha actividad.

Definitivamente el deporte nos mantiene sanos de la manera más divertida, ya que permite que el organismo libere dos tipos de sustancias: las que ya no necesita y las que provocan que nos sintamos de buen humor. Por otro lado facilita que se conozca gente que gusta de lo mismo y se establecen así relaciones que en la mayoría de los casos conducen a una convivencia agradable.

Por lo anterior, en esta deportiva edición tenemos: “No te atrevas a pedalear la bicicleta… sin saber cómo”,” Deportips” y un “Trote Perrón”, que pueden darte aprovechables consejos para lograr más pronto ver resultados en tu cuerpo; también te servirán los artículos: “Dulces sueños o amargo entrenamiento” y “Ejercicio invisible”

“No te apagues y ponte en vibrador” habla de los beneficios de las ya populares plataformas y ahí podrás ver que el “vibrar” da excelentes resultados con casi nada de esfuerzo, empleando muy pocos minutos, y “Ortorexia y Vigorexia” son dos conceptos nuevos relacionados con el estilo de vida saludable y el ejercicio, pero llevados al extremo.

Ya para terminar hablamos de dos cosas que suceden mucho con la gente que hace deporte: el molesto “pie de atleta” y el deseo de una bebida fría después de realizar una actividad: ahora que, aprovechando que este día 8 de marzo es el aniversario de un conocidísima bebida, tenemos la amena historia de ella en “Cumple 127 años el refresco más popular ” y… ya, nos despedimos con nuestra costumbre de siempre, una frase acorde con nuestra temática:

“No paramos de ejercitarnos porque envejecemos, envejecemos porque paramos de ejercitarnos”

Hasta la próxima quincena

Navegación No se vale pedalear la bicicleta… sin saber las reglas >>

Los comentarios están cerrados.