No te apagues, ponte en vibrador

1 marzo, 2013 Revista:No. 16 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Un ejercicio tranquilo pero mejor que el sedentarismo.

Un ejercicio tranquilo pero mejor que el sedentarismo.
Foto: Agencia Reforma

Ayuda a la estimulación de la secreción hormonal y para la fijación del calcio en los huesos debido al impacto que tiene en el sistema nervioso, incluso hasta podrías sentirte un tanto relajado tras practicarlo porque incide en las estructuras neurológicas del ser humano.

Incide en las estructuras neurológicas del ser humano.

Estas son básicamente las bondades del entrenamiento vibratorio, una opción para aquellas personas que buscan ponerse rápidamente en forma, pues una plataforma vibratoria no sustituye una rutina completa de ejercicio en el que participen todos los grupos musculares. Ahora bien, los efectos varían en cada persona.

Por sí mismos, éstos equipos no arrojan grandes resultados.

«Hablando biomecánicamente, ni la electroestimulación ni el entrenamiento vibratorio u otro tipo de medio sustituyen la actividad física normal, y eso es muy importante tenerlo en cuenta. (Las plataformas vibratorias) son medios auxiliares que se pueden usar siempre y cuando se complementen con una alimentación adecuada y la actividad física.Por sí mismos, éstos equipos no arrojan grandes resultados», advierte Daniel García, especialista en biomecánica.

Fijación de calcio es un beneficio real del entrenamiento vibratorio.

Fijación de calcio es un beneficio real del entrenamiento vibratorio.
Foto: El Universal

«Aporta una sensación general de tono muscular porque es como si se recibiera un masaje, la vibración provoca minicontracciones y eso propicia una congestión muscular y ya», añade.

El también Coordinador del Área de Investigación del Sistema Mexicano de Alto Rendimiento no está en contra del uso de estos aparatos que actualmente están en el mercado, pero sugiere investigar bien antes de usarlos y cuando esto se haga seguir las instrucciones.

 

Aporta una sensación general de tono muscular porque es como si se recibiera un masaje.

«Antes de probar cualquier cosa hay que investigar y revisar y no dejarnos llevar por lo que vemos. Ahora bien no creo que sea un ejercicio agresivo, pero si hay una condición que te impide usarlo, ya es responsabilidad de cada quien», comenta.

Sin embargo, para García es preferible subirse a una plataforma vibratoria a tener una vida sedentaria.

Es preferible subirse a una plataforma vibratoria a tener una vida sedentaria.

«El sistema nervioso se ve impactado o estimulado por este efecto, porque no estás acostumbrado a estar vibrando, pero depende de cada individuo. Es muy lógico que incida en la circulación sanguínea. Creo que es seguro y no está contraindicado para alguien en particular, aunque se deben tener sus precauciones», apunta.

La plataforma ayuda pero no sustituye una rutina de ejercicio.

La plataforma ayuda pero no sustituye una rutina de ejercicio.
Foto: El Universal

¿CÓMO FUNCIONA?

La teoría del funcionamiento de las plataformas vibratorias es que pueden reemplazar o complementar la actividad física normal, reproduciendo las vibraciones que se generan con los movimientos naturales al ejercitarnos.

Las vibraciones se transmiten a través del pie, la pierna, la columna vertebral y el cuello en beneficio del sistema músculo-esquelético.

Al subir a la plataforma, la persona o su entrenador elige un programa determinado para ejercitar alguna área del cuerpo y entonces se coloca encima de ella de tal manera que se trabajen los músculos deseados, y toda varía en función del modelo de la máquina.

Los músculos se contraen al 100 por ciento, la frecuencia cardiaca sube un poco y aumenta la circulación sanguínea.

Las vibraciones son evidentes desde el primer momento en que se está sobre la plataforma: los músculos se contraen al 100 por ciento, la frecuencia cardiaca sube un poco y aumenta la circulación sanguínea, trayendo consigo a mediano plazo el fortalecimiento de los huesos, aumentando el consumo de calorías y estimulando el sistema nervioso.

La sesión tiene una duración de entre 20 y 25 minutos.

En aparato profesional una sesión 3 veces por semana da resultados en 1 mes.

En aparato profesional una sesión 3 veces por semana da resultados en 1 mes. Foto: El Universal

La sesión tiene una duración de entre 20 y 25 minutos. Por lo general, cada ciclo de entrenamiento se compone un minuto de vibraciones por otro de reposo. Lo que se recomienda son cinco ciclos seguidos de entre 10 y 15 minutos seguidos de recuperación y de nuevo cinco ciclos.

En el caso de las plataformas profesionales, una sesión tres veces por semana puede garantiza resultados visibles en al menos un mes. Si es un aparato que se tiene en casa, los efectos pueden tardar un poco más.

No debe haber dolores de ningún tipo, salvo si hay alguna lesión; en ese caso es recomendable no continuar. Posteriormente, las vibraciones proporcionarán una sensación de bienestar.

Navegación << El pie de atleta

Los comentarios están cerrados.