De Josef A Benedicto….Y después?

15 marzo, 2013 Revista:No. 17 Etiquetas: , , , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Fuente: El Universal

Josef Ratzinger nace en Bavaría Alemania.

Josef Ratzinger nace en Bavaría Alemania.
Foto: El Universal

El Papa Benedicto XVI nació hace 85 años en una pequeña población de Bavaria, Marktl am Inn, hijo de la familia Ratzinger se le puso el nombre de Josef.

Marktl am Inn sigue siendo una localidad insignificante en Bavaria, ubicada cerca del Río Inn, de ahí su nombre, que en español significa: la población de Marktl a las orillas del Río Inn. Su calle principal tiene tres cuadras y en el centro están la Alcaldía y la Iglesia, así como algunos pequeños comercios.

Su padre era gendarme y su familia muy católica.

Su padre era gendarme y su familia muy católica. Foto: El Universal

Josef Ratzinger llegó al mundo el 16 de abril de 1927, hijo de un gendarme; sus padres eran muy católicos. Josef fue bautizado y la pila bautismal de la sencilla iglesia del pueblo es ahora motivo de visitas turísticas y peregrinaje de católicos.

En Traunstein, una población cercana a Marktl am Inn, Josef Ratzinger estudió en el Seminario de San Miguel, pero su pasado durante la Alemania nazi fue inmediatamente objeto de investigaciones.

Perteneció a uno de los múltiples grupos de jóvenes que ayudaban a las milicias nazis que llevaban a cabo la defensa antiaérea.

Ratzinger, quien tenía en ese tiempo 18 años, fue enrolado en forma obligatoria por los nazis, como era usual en aquellos días en los que tantos soldados alemanes habían muerto se empezó a echar mano de los jóvenes en forma forzosa.

Durante un breve lapso fue prisionero del ejército estadounidense en Alemania; sin embargo, esa etapa de su vida fue escrupulosamente estudiada por opositores, críticos y simpatizantes del Papa Benedicto XVI en Alemania y ampliamente clarificada.

Antes de ser sacerdote combatió con el ejército

Antes de ser sacerdote combatió con el ejército Nazi. Foto: El Universal

Empezó sus estudios de Teología en 1946, un año después del fin de la Segunda Guerra y para ello ingresó en el Seminario de Freising, cerca de Munich.

Desde ese entonces había sentido la vocación y se proponía convertirse en sacerdote y después en Cardenal. Se dice que ya en ese tiempo se reveló como un gran talento para la Teología.

En 1951 se ordenó sacerdote junto con su hermano Georg; su tesis doctoral la centró en las enseñanzas de San Agustín y empezó a dar cátedra de Dogmática en la escuela de altos estudios de Freising. Después se trasladó a Bonn, donde también dio cátedra y en 1969 regresó a Bavaria, en esta ocasión a una ciudad más grande, Regensburg, donde impartió también la Cátedra de Dogmática y de Historia de los Dogmas.

Sus padres fallecieron entretanto, al igual que su hermana María, y Josef Ratzinger se mandó construir una casa con el poco dinero que heredó de sus padres.

La casa es casi una caja de zapatos construida con cemento en un barrio de clase media a media baja, con un pequeño jardín descuidado y en el centro de éste una sencilla fuente de cemento con la figura de la Virgen.

Mientras tanto su hermano Georg, también sacerdote, formó el coro de Los Gorriones de Regensburg, que con los años se volvió uno de los mejores de Alemania.

 Perteneció a la Congregación de la Fe antes la Santa Inquisición.

Perteneció a la Congregación de la Fe antes la Santa Inquisición.
Foto: El Universal

En 1977, Ratzinger ya era una Teólogo de renombre en Alemania, fue designado Obispo y después Arzobispo; y empezaba a desenvolverse en su otra gran vocación: la escritura de textos religiosos y teológicos.

Fue llamado a Roma y designado después para ocupar la Prefectura de la Congregación de la Fe, que revisa y vigila los principios fundamentales del Catolicismo.

Esa Congregación fue hace siglos la Santa Inquisición; Josef Ratzinger quiso jubilarse en ese entonces, el Papa Juan Pablo Segundo le ordenó que no lo hiciera y dijo que lo necesitaba a su lado.

Ratzinger fue una de las personas que estuvieron en el lecho de muerte del agonizante Papa Juan Pablo II y a su muerte se convirtió tácitamente en la figura en la que se unieron las coordenadas del mundo católico.

Benedicto reveló que rogaba a Dios no ser electo Papa.

Benedicto reveló que rogaba a Dios no ser electo Papa.
Foto: El Universal

Al ser electo Papa, sus primeras palabras fueron: «solo soy un simple trabajador en la viña del Señor”. Poco después reveló que durante la votación rogaba a Dios no salir electo, pero permaneció ocho años en el Papado

PAPAS QUE HAN RENUNCIADO

Benedicto XVI, no es el primer Papa que renuncia en la historia de la Iglesia Católica, el último de los cuales fue Gregorio XII (1406-1415) en el siglo XV.

El primero fue el Papa Clemente I (del 88 al 97) quien renunció a favor de Evaristo, porque tras ser arrestado y condenado al exilio decidió que los católicos no se quedasen sin un guía espiritual.

Igualmente, el Papa Ponciano (230 al 235) dejó su cargo a favor del Papa Antero al haber sido enviado al exilio, mientras que el Papa Silverio (536 al 537) fue obligado a renunciar a favor del Papa Vigilio.

Otro Papa del mismo nombre Benedicto IX también renunció.

Otro Papa del mismo nombre Benedicto IX también renunció. Foto: El Universal

Más complicada fue la historia de Benedicto IX (del 10 marzo al 1 de mayo de 1045) pues en un primer momento renunció a favor de Silvestre III y después retomó el cargo para pasarlo a Gregorio VI, quien fue acusado de haberlo adquirido ilegalmente y decidió también renunciar.

El caso más conocido fue el del Papa Celestino V, quien ha pasado a la historia como el pontífice del «gran rechazo», pues su pontificado duró del 29 de agosto al 13 de diciembre de 1294 y después se retiró a una vida de eremita. Tras su renuncia fue elegido Bonifacio VIII.

El último Papa que renunció fue Gregorio XII (1406 a 1415) , que vivió el llamado Cisma de Occidente, en el que coincidieron tres papas al mismo tiempo: además de Gregorio XII, el Papa de Roma; Benedicto XIII, el Papa de Avignon, y el llamado «antipapa» Juan XXIII (este “antipapa” es diferente al Papa Juan XXIII (1958-1963).

 

Navegación << Penitencias por la pasión de Cristo Confíe su espíritu a líderes expertos >>

Los comentarios están cerrados.