¿Accidentes? Actúa de inmediato

15 abril, 2013 Revista:No. 19 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,25 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Quemaduras, traumatismos, cortaduras intoxicaciones son los más comunes

Quemaduras, traumatismos, cortaduras intoxicaciones son los más comunes
Foto: El Universal

El término urgencia tiene una sola acepción: actuar de inmediato.

No obstante, es indispensable tener los conocimientos básicos para dar los primeros auxilios en casa cuando el pequeño sufre un accidente.

Ingestión de medicamentos, atragantamiento, cortaduras, traumatismos y quemaduras son algunos de los más comunes.

Rafael Ricardo Aguirre, pediatra, dice que las urgencias infantiles que llegan casi a diario son por golpes, caídas de una escalera o lesiones al jugar futbol, pero se consideran traumatismos no muy graves.

Cuando van a visitar a sus abuelitos y se comen las pastillas.

«También es muy frecuente la ingestión de medicamentos en casa, y sobre todo cuando van a visitar a sus abuelitos y se comen las pastillas. En este caso hay que hacer un lavado gástrico», explica.

Otro tipo de intoxicación es con detergentes o líquidos de limpieza y, aunque dice que a los pediatras los tachan de exagerados, recomienda no esperar a llamar al médico, sino acudir de inmediato a urgencias y llevar la sustancia que el menor haya ingerido.

«Otra urgencia son las quemaduras con una plancha o porque se le tiró encima la taza de café o le explotó un cohete en la mano, esto último, es más frecuentes en diciembre «, expresa.

Las planchas, los líquidos hirviendo y el fuego son un peligro.

Las planchas, los líquidos hirviendo y el fuego son un peligro. Foto: El Universal

¿Qué hacer en caso de quemaduras?

Depende de qué tipo sean, si es con calor directo, como una plancha; por un líquido hirviendo, por fuego o explosión de un cohete.

«En todos los casos, lo recomendable es aplicar un poco de agua fresca en el área y cubrir con una tela empapada en agua e inmediatamente trasladar al niño a urgencias, porque tenemos que revisarlo lo antes posible», agrega. «Está prohibido ponerle aceite, mayonesa o huevo».

 

Está prohibido ponerle aceite, mayonesa o huevo.

Una quemadura de primer grado es la clásica que provoca enrojecimiento y arde mucho, por ejemplo, el contacto con la plancha, mientras que la de segundo grado es superficial y profunda y se distingue porque hay ampollas o ámpulas.

Es importante buscar auxilio lo más rápido posible, porque es sumamente dolorosa.

La de tercer grado es muy intensa y requiere cirugía reconstructiva.

Es posible que las quemaduras de primer y segundo grado no sean tan urgentes, pero depende de la extensión, si son en todo el cuerpo o sólo en una zona.

Un lavado gástrico es efectivo pero debe hacerse en los 30 min posteriores.

Un lavado gástrico es efectivo pero debe hacerse en los 30 min posteriores.
Foto: El Universal

¿Y si se intoxica?

Hay diferentes tipos de intoxicación: por humos, venenos del aire, venenos en la piel o una sustancia ingerida, comenta Aguirre.

«En la inhalación de humos o tóxicos hay que mantener al paciente en un lugar ventilado, procurando que no estén personas amontonadas a su alrededor; de ser posible, que tenga una fuente de aire fresco o colocarle oxígeno».

Si la intoxicación es por algún alimento, se sugiere no inducir el vómito ni darle agua, leche, huevo o mayonesa, sino trasladar al menor inmediatamente a un hospital.

Si la intoxicación es por algún alimento, se sugiere no inducir el vómito ni darle agua, leche.

«Esto es muy importante, porque muchos productos pueden extraerse del estómago con un lavado gástrico, que está indicado en los primeros 30 minutos.

«En las intoxicaciones por insecticidas, agroquímicos, plantas o pesticidas es importante lavar con abundante agua y jabón el área afectada, siempre y cuando no sea la cara», aconseja el pediatra.

En una cortadura es primordial parar el sangrado con presión.

En una cortadura es primordial parar el sangrado con presión.
Foto: BBC Mundo

Cortaduras y atragantamiento

Si la cortadura fue con un cuchillo, vidrio u objeto filoso, lo básico es oprimir el sitio de la herida con fuerza para evitar que siga sangrando, y luego llevar al niño al hospital para que lo suturen.

«Cuando es un objeto como lámina o la placa de un vehículo, es importante detener la hemorragia a través de la compresión con una toalla o suéter lo más limpios posibles.

«Un sangrado a chorro es un sangrado arterial y requiere mucha presión, afortunadamente es muy raro», detalla Aguirre.

Por otra parte, la causa principal de atragantamiento y ahogamiento de los niños en México es por comer salchichas y palomitas de maíz, en tanto que en Estados Unidos es por los cacahuates, comenta el especialista de urgencias pediátricas.

«Esto es frecuente en niños de 5 ó 6 años», dice. «En el atragantamiento se hace la maniobra de Heimlich, que consiste en realizar una fuerte compresión en el estómago, curvándose ligeramente hacia arriba, para que los pulmones se contraigan y expulsen la sustancia.

Los niños más pequeños hay que voltearlos boca abajo y, con la palma de la mano, golpear fuertemente entre las dos paletas de la espalda.

«Mientras el paciente no se desmaye, se puede hacer la maniobra las veces que sean necesarias. En los niños más pequeños hay que voltearlos boca abajo y, con la palma de la mano, golpear fuertemente entre las dos paletas de la espalda en un intento de sacar lo que sea que esté obstruyendo».

En ambos casos, si el paciente pierde la conciencia se requiere Resucitación Cardiopulmonar Avanzada (RCP), que son contracciones torácicas y respiración artificial, pero no se debe realizar en casa.

«El ahogamiento es diferente, es la inmersión en un líquido, esto es cuando el niño cae en el agua, sea una alberca o cubeta, y por lo general queda inconsciente y se requiere hacer RCP».

Tips para prevenir accidentes

El Instituto Mexicano del Seguro Social, dio a conocer una lista de recomendaciones para prevenir accidentes en el hogar.

Entre las afecciones más comunes pueden ir desde un ligero raspón hasta lesiones graves que requieren la atención de urgencistas y pediatras.

 Mantener tapados los contactos evitará muchos sobresaltos.

Mantener tapados los contactos evitará muchos sobresaltos. Foto: El Universal

  1. Los menores de 14 años son más propensos a sufrir accidentes en el hogar, ya que llegan a tocar cualquier cosa que se encuentre a su alcance y llegan a manipular objetos punzocortantes, flamables y tóxicos, por ello se deben mantener fuera de su alcance o bajo llave.
  2. Otro factor de riesgo son las salidas y entradas de energía eléctrica (contactos, apagadores, cajas de fusibles, entre otros), los cuales puedan causar cierta inquietud para el juego, para ello se les debe orientar del riesgo que representan, así como mantener cerradas estas fuentes con tapas o candados.
  3. Los especialistas recomiendan almacenar en gavetas bien cerradas y fuera del alcance de los menores las sustancias peligrosas sin colocarlos en frascos o envases de productos consumibles o refrescos para evitar su confusión e ingesta, además de colocarles nombre para especificar si se trata de un producto corrosivo.
  4. Las zonas de mayor incidencia de accidentes en el hogar son: la cocina, el baño y la sala, por las quemaduras, intoxicaciones o caídas ocasionadas por el juego, lo que llega a producir en ellos, lesiones en extremidades, cuello y columna vertebral. Por ello se exhorta a los adultos a tener vigilancia en todas las actividades que los menores realicen.
Navegación << Carta editorial ¿Qué dicen cuando dibujan? >>

Los comentarios están cerrados.