¿Qué dicen cuando dibujan?

15 abril, 2013 Revista:No. 19 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,57 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Los dibujos infantiles son una ventana a su mundo y sus emociones

Los dibujos infantiles son una ventana a su mundo y sus emociones
Foto: El Universal

Una casita, una familia hecha de bolitas y palitos, niños jugando o la mascota preferida; los dibujos de los pequeños son mucho más que trazos aleatorios o colores al azar, son una ventana a su mundo y sus emociones. Un vínculo a través del cual los padres pueden conocer mejor a sus hijos.

«Cuando ponemos a nuestros hijos a dibujar, ahí aprendemos mucho porque ellos manejan sentimientos, emociones, expresiones y su personalidad también», afirma la psicóloga especialista en menores Josefina Cruz.

«Por eso es importante que los papás sí pongan atención a los dibujos que hacen sus hijos».

Con actividades como el dibujo y la pintura dejan entrever un poco de su sentir.

Con actividades como el dibujo y la pintura dejan entrever un poco de su sentir. Foto: El Universal

Como los pequeños no saben expresar sus sentimientos y emociones como un adulto, es a través de actividades creativas como el dibujo, la pintura o el trabajo manual que dejan entrever un poco de su sentir y su personalidad, por lo que expertos en psicología infantil exhortan a ver más allá de las líneas y colores para conocer desde otro ángulo el maravilloso mundo de los niños y para detectar signos de alerta.

«Para el niño es una necesidad de expresarse, de comunicarse, de decir lo que siente, lo que piensa, y lo hace a través del dibujo, a veces se convierte en un escape de los problemas que hay en casa, a veces es una fuente de creatividad para el niño», señala la psicóloga infantil Virginia Adame.

«Es muy raro encontrar a un niño que no dibuje, y si un niño no quiere dibujar, no quiere colorear, no quiere pintar, hay que preocuparnos, porque está significando que el niño está bloqueado, que está deprimido, el niño no está en su momento de creación, y si un niño no es creativo no se siente bien emocionalmente».

Si presionan con mucha fuerza el lápiz puede ser una señal de enojo o agresividad.

Si presionan con mucha fuerza el lápiz puede ser una señal de enojo o agresividad.
Foto: El Universal

Observarlos también es fundamental, ponerles atención y acercarse a ellos.

Cruz subraya que como parte de ese proceso de convivencia, el padre o madre se puede acercar para hablar sobre lo que el pequeño quiso expresar con su dibujo y hacer comentarios como: «háblame de tu dibujo, ¿qué dibujaste aquí?, ¿qué es?, ¿qué significa para ti?».

Al darle al niño la oportunidad de expresar lo que hizo, el pequeño se siente importante de que un adulto se fije en lo que hizo.

Pero, más que analizar dibujos o buscar señales de alerta, a través de la convivencia es como se conoce mejor a los niños.

Todo recae en permitirse pasar al menos 15 ó 20 minutos diarios con ellos, por corto que parezca ese lapso de tiempo, pues se resolverán más problemas y se sabrán más cosas que con cientos de páginas de dibujos.

El espacio, los colores y los trazos dice algo de los pequeños.

El espacio, los colores y los trazos dice algo de los pequeños.
Foto: El Universal

Observe

La intensidad con que hacen los trazos, las formas, la ubicación de los elementos, el espacio, los colores, todo dice algo de los pequeños, ya sea un simple gusto o preferencia, o un problema.

Si presionan con tanta fuerza el lápiz o la crayola como para romper el papel puede ser una señal de enojo o agresividad.

A través de los dibujos los niños reproducen su realidad, su forma de ver el mundo y de percibirlo, es por eso que también es aconsejable poner atención a la forma en que plasman la realidad que les rodea en el papel, como la forma de representar a su familia, si se dibujan solos, cómo dibujan a otros niños u otras personas, entre otras cosas.

Tomar en cuenta como señal de alerta incluyen que el niño o niña tienda a cubrir y rayar todo con algún color fuerte.

Otros aspectos a tomar en cuenta como señal de alerta incluyen que el niño o niña tienda a cubrir y rayar todo con algún color fuerte después de dibujar, o si rasga y tira a la basura sus dibujos una y otra vez porque cree que no le está saliendo.

Navegación << ¿Accidentes? Actúa de inmediato La importancia de alimentar al cochinito >>

Los comentarios están cerrados.