Las frases con las que te formó mamá

1 mayo, 2013 Revista:No. 20 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,14 de 5)
Cargando…

Fuente: El Universal

 ¡Mira como vienes! una de las frases célebres de las madres mexicanas.

¡Mira como vienes! una de las frases célebres de las madres mexicanas.
Foto: El Universal

Desde el “sana-sana”, pasando por el “si tus amigos se avientan del edificio tú también”, hasta el “pero ya tendrás a tus hijos”, hacemos un recuento de los dichos más recordables este 10 de mayo.

¿Recuerdas las palabras que tu mamá te decía para animarte, o aquellas frases ante las que cualquier argumento en contra carecía de sentido?, tras esta pregunta, cientos de usuarios en Twitter compartieron los dichos más representativos que reflejan distintas formas de ser mamá, desde la cariñosa, la chantajista, la autoritaria, la moralista, la educadora y otras más que representan momentos clave, como las opiniones hacia los amigos, la pareja, las borracheras e incluso la tecnología.

¿Recuerdas las palabras que tu mamá te decía para animarte, o aquellas frases ante las que cualquier argumento en contra carecía de sentido?

Con la etiqueta #frasesdemama, los twitteros compartieron cientos de comentarios o regaños que han escuchado por parte de progenitoras propias o de otros.

Ante la multidiversidad de lo que una madre puede decirle a su hijo, seleccionamos algunas que pueden traer buenos o malos recuerdos.

A pesar de que nos hacían sufrir de niños, estas frase son recordadas con cariño o nostalgia al crecer.

A pesar de que nos hacían sufrir de niños, estas frase son recordadas con cariño o nostalgia al crecer. Foto: BBC Mundo

En el entendido de que la familia es la base de la sociedad, y que la madre sería responsable de la educación de los hijos, aquí algunas recomendaciones que ayudaron en nuestra formación y que sirvieron a mamá para hacerte entender cómo se hacían las cosas, cómo saludar e incluso vestirse:

  1. -Ven a saludar a tu tía.
  2. -No se dice qué se dice mande.
  3. -¿Cómo se dice?…Gracias.
  4. -Tienes que hacer las cosas como Dios manda.
  5. -Te doy 3 para que dejes de hacer eso uuuuuuuuuuuuuuuuuno!!!! doooooooooos…
  6. -¡¡Te sientas a comer yaaaaaa!!
  7. -Lávate bien atrás de las orejas.

Y si no entiendes, existen otras formas más persuasivas:

  1. -Porque yo lo digo y así es y punto.
  2. -¿Crees qué estoy pintada o qué?.
  3. -¿Te calmas o te calmo?.
  4. -Nada más síguele.
  5. -Nada más te digo, no te mandas solo.
  6. -Ándale, vuélveme a hablar así y te tiro todos los dientes.
Estas famosas frases se aplican en diferentes aspectos de la vida.

Estas famosas frases se aplican en diferentes aspectos de la vida.
Foto: BBC Mundo

Luego de las primeras enseñanzas, viene la intervención en asuntos escolares y en las amistades:

  1. -El único trabajo/responsabilidad que tienes es la escuela.
  2. -Sino estudias a ver luego que haces.
  3. -Cuando tú vas yo ya vengo de regreso.
  4. -Ese niño es mala influencia.
  5. -A mí no me importan tus amigos, me importas tú.
  6. -O sea que si tus amigos se avientan de un edificio ¿tú también te avientas?
  7. -No me importa que a tus amigos les hayan dado permiso. No vas y punto.
  8. -¿Qué parte de no vas no entendiste?
  9. -¿Qué te crees tú que ya ni permiso pides?
  10. -O llevas sweater o no sales.
  11. -Nada más no hagan mucho ruido.
  12. -Bájale a tu escándalo ¿o qué crees que está muy bonito?.
Frases como “Que crees que soy tu sirvienta” han pasado de generación en generación.

Frases como “Que crees que soy tu sirvienta” han pasado de generación en generación.
Foto: El Universal

Cuidado si de limpieza se trata:

  1. -Mira nada más cómo vienes.
  2. -Como aquí tienen a la ‘sirrrrvienta’ que les hace todo.
  3. -¿Qué crees que soy tu criada o qué?
  4. -¡Ensúciate! ¡Como tú no lavas!
  5. -Me recoges este cuarto rapidito.
  6. -¿Qué crees que yo no me canso?
  7. -Eso sí para pedir estás muy bueno.

Hasta futuristas resultan:

  1. -Como me ves te verás.
  2. -Pero ya tendrás a tus hijos.
  3. -Cuando tú te ganes el dinero entonces vas a saber lo que cuestan las cosas.
  4. -Cuando tengas a tus hijos te van hacer lo que tú me haces.
Estas frases no servían sólo de escarmiento o regaño, también como chantaje.

Estas frases no servían sólo de escarmiento o regaño, también como chantaje.
Foto: El Universal

Cuando sufren o se hacen las sufridas, pero a la vez amenazan:

  1. -Cuando me muera vas a llorar lágrimas de sangre.
  2. -¡Un día de estos se van a despertar y no me van a encontrar!
  3. -Y yo que te di la vida.
  4. -Pues si soy mucha carga para ti me mandas a un asilo.
  5. -Un día de estos me van a matar de un coraje.

Las clásicas:

  1. -Te lo dije bien clarito
  2. -No me respondas…respóndeme.
  3. -Porque yo soy tu mamá y punto.
  4. -Pero te dije que no te convenía.

Esperamos que te puedan servir de inspiración, para que elabores las propias cuando tengas a tus hijos o simplemente para recordar momentos célebres de la cotidianidad.

Navegación << ¡Abrázame muy fuerte! Si de regalos se trata >>

Los comentarios están cerrados.