El síndrome del espejo

1 junio, 2013 Revista:No. 22 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…

Fuente: Agencia Reforma

Dismorfofobia:  Obsesión irracional por un defecto imaginado o mínimo

Dismorfofobia: Obsesión irracional por un defecto imaginado o mínimo
Foto: El Universal

El síndrome del espejo es más común de lo que se piensa en esta sociedad, obsesionarse con encontrarse defectos cuando se mira en ellos es uno de los factores que más describen a este “mal” ya que conlleva una serie de problemas psicológicos en donde se busca cubrir la necesidad de sentirse atractivos.

Muchas personas lo padecen y no será difícil reconocer sus síntomas, el simple hecho de tomar un espejo y contemplarnos hace que uno reconozca sus debilidades, pero puede llegar a ser incluso peligroso para la salud mental, según informa el sitio elmundo.es

Su aspecto físico no es malo, pero se sienten más feas que los demás.

Su aspecto físico no es malo, pero se sienten más feas que los demás.
Foto: Agencia Reforma

De aquí se pueden derivar muchos trastornos modernos como la anorexia, la bulimia, la vigorexia, la tanorexia, o la afición a operarse constantemente diferentes partes del cuerpo. Este trastorno fue antiguamente denominado como “Síndrome de Tersites” pero ahora el concepto ha cambiado a “dismorfofobia” que es la preocupación excesiva, obsesiva e irracional que cause algún defecto imaginado o mínimo del cuerpo o cara, sin embrago esto les ocasiona disgusto o depresión a las personas y perjudica las relaciones personales y llega a tener graves consecuencias.

Ocasiona disgusto o depresión y perjudica las relaciones personales.

Ocasiona disgusto o depresión y perjudica las relaciones personales.
Foto: El Universal

Aunque estos casos son poco frecuentes, muchas personas mantienen un conflicto en su interior con el espejo, en realidad su aspecto físico no es malo , pero se sienten más feas que los demás… y ahí es donde se deriva el problema, que en la sociedad la fealdad es una enfermedad comparativa.

Las mujeres obesas ganan hasta 5% menos que las delgadas.

Las mujeres obesas ganan hasta 5% menos que las delgadas.
Foto: El Universal

Un ejemplo claro son las páginas web en las que las personas, en su mayoría son jóvenes, suben su foto y los demás pueden calificar su físico según su gusto, lo que a veces genera depresión, ansiedad, y trastornos alimenticios, pero la cosa no queda ahí, hay estudios que aseguran que los hombres más altos ganan más y tienen mejores puestos de trabajo, que las mujeres obesas ganan hasta 5% menos que las delgadas. Todo esto puede perjudicar la salud mental y física de las personas, e incluso su situación económica.

Navegación << ¿Por qué será….? Los peligros del modelaje >>

Los comentarios están cerrados.