10 Errores al acampar

1 julio, 2013 Revista:No. 24 Etiquetas: , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Para que tu experiencia sea grata no cometas estos errores.

Para que tu experiencia sea grata no cometas estos errores.
Foto: El Universal

1 Inventa tu propia ruta. Para qué seguir el camino avalado por senderistas y establecerse en campamentos considerados como seguros. Ábrete paso entre la maleza y lánzate a la aventura. Te convertirás en héroe al derrotar a cuanto enemigo se te presente en el camino.

2 Retaca tu valija. Quizá este año nieve en Mérida o Tabasco. Y, como no hay forma de averiguar el clima del destino que visitarás, carga con una docena de cobijas y con las chamarras más pachonas que encuentres en tu armario.

3 Vuélvete chamán. Deja las medicinas para los débiles, en el campo hay todo lo que necesitas para sentirte mejor. Prueba flores, hongos e insectos, puede que descubras los mejores remedios para sanar los posibles males que te aquejen.

4 Olvida los alimentos enlatados. Sólo los ingredientes más frescos pueden brindar la experiencia campista completa, qué importa si son perecederos. Total, si se terminan o se echan a perder puedes cazar un jabalí o un venado.

5 Lleva tu tienda sin estrenar. ¿Para qué aprender a armar una tienda de campaña previamente en la tranquilidad de tu hogar? Es mejor leer manuales y buscar piezas al llegar al sitio de acampada, en plena noche y cuando estés totalmente cansado y hambriento.

b Nada de llevar colchones inflables que están listos en tan sólo segundos con unos cuántos soplidos. Una piedra o algunas ramas brindan el mejor descanso; tu cuello y espalda, lo agradecerán.

Nunca dejes residuos de comida afuera de tu tienda.

Nunca dejes residuos de comida afuera de tu tienda.
Foto: El Universal

7 Alimenta a los animales. Cuando no haya dónde poner los residuos de tu comida, simplemente déjalos fuera de tu tienda, ya vendrán por ellos moscas, abejas, pelícanos, perros o alguna otra especie a la que se le antojen las sobras de tus nachos y galletas.

8 Exponte a todo. ¿Te imaginas a Tarzán poniéndose bloqueador solar y repelente de insectos? ¡Qué va! Siente las quemaduras de sol y los piquetes de un sinfín de bichos como la Madre Naturaleza manda.

9 Saca al superhéroe que llevas dentro. Aunque estén saturadas de rocas, corrientes y remolinos, échate un chapuzón en cuanta acumulación de agua encuentres. ¡Ah!, y de paso bébela también.

10 Regresa con recuerditos. Que el mundo se entere de dónde estuviste: llévate plantas, piedras o cualquier cosa que te haga recordar los mejores momentos de la acampada. También puedes tallar letreros en árboles o dejar una linda marca de dónde se debe hacer la fogata.

Navegación << Disney para inexpertos Vence el miedo a volar >>

Los comentarios están cerrados.