El más chiquito del salón

1 agosto, 2013 Revista:No. 26 Etiquetas: , , , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Cerca del 13% de los niños tienen talla baja

Cerca del 13% de los niños tienen talla baja
Foto: BBC Mundo

Para un niño, ser el más bajito del salón puede representar una verdadera pesadilla, porque con seguridad se volverá el blanco de las bromas pesadas de sus compañeros, lo que a la postre puede afectar su autoestima y su rendimiento escolar.

Los abusos, las burlas y los apodos que les ponen sus amigos y familiares generan que muchos de estos niños sufran en silencio, se aíslen, se depriman con facilidad, tengan problemas de aprendizaje o sean hiperactivos.

Los abusos, las burlas y los apodos que les ponen sus amigos y familiares generan que muchos de estos niños sufran en silencio.

La talla baja es un problema más frecuente de lo que se piensa, ya que según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición , cerca del 13 por ciento de la población infantil a nivel nacional tiene una estatura menor de la que se espera para su edad y sexo.

Los niños indígenas son los más afectados.

Los niños indígenas son los más afectados.
Foto: El Universal

Los niños y las niñas indígenas son los más afectados, pues poco más de 44 por ciento de este grupo tiene un serio problema de estatura, señala el endocrinólogo pediatra Armando Blanco.

Y aunque los padres se dan cuenta del problema suelen considerar la talla baja de su hijo como algo normal y lo justifican con frases como “desde que nació ha sido bajito” o “es chaparrita porque su mamá también lo es”.

“El crecimiento está determinado por factores genéticos, hormonales y ambientales, y dentro de estos últimos juegan un papel importante la alimentación, el ejercicio, el sueño y el estado de salud del infante”, detalla el miembro de la Academia Mexicana de Pediatría.

De existir algún “insulto a su salud” provocado por malnutrición o la presencia de alguna enfermedad o trastorno emocional, dice el especialista, puede generarse una desaceleración de la velocidad de crecimiento del niño.

“Por lo tanto, la velocidad de crecimiento es para los pediatras el mejor indicador del estado de salud de los niños, es nuestra mejor arma para saber si están sanos y si se están desarrollando adecuadamente”, agrega Blanco.

Al nacer los niños miden en promedio entre 48 a 53 centímetros, y de ahí en adelante la velocidad de crecimiento cambia de acuerdo a su edad y sexo.

Un gran porcentaje de los casos de talla baja está relacionado con desnutrición, sobre todo por la falta de una dieta rica en proteínas, comenta el médico internista Armando Cruz.

El Asma puede provocar baja estatura.

El Asma puede provocar baja estatura.
Foto: El Universal

Causas de la talla baja

Existen diversas causas que impiden que el niño tenga una estatura baja durante su desarrollo, y dentro de las variantes normales, en las que el niño no tienen ninguna enfermedad y que representan más de 80 por ciento de los casos, está la talla baja genética.

“Son niños sanos, de padres bajitos, cuya estatura siempre está por debajo de lo normal, pero cuando llega el brote de la pubertad dan el estirón y alcanzan la estatura esperada”, menciona Blanco, integrante la Sociedad de Endocrinología Pediátrica.

En contraste, están los niños con talla baja secundaria a enfermedades sistémicas o crónicas, que son todos aquellos pequeños que padecen infecciones frecuentes, asma, anemia, insuficiencia renal, enfermedades cardiacas o, bien, asociada a algún síndrome como Turner o Prader Willi.

“Cualquier enfermedad crónica frena la velocidad de crecimiento, por eso cuando detectamos la enfermedad que está provocando la talla baja el tratamiento debe ir dirigido a la corrección de esa patología y si se resuelve se va a recuperar y va a empezar a crecer”, explica Blanco.

El crecimiento se debe a factores hormonales y genéticos.

El crecimiento se debe a factores hormonales y genéticos.
Foto: El Universal

Deficiencia química

Una de las causas más frecuentes de la estatura baja tiene que ver con la deficiencia parcial o total de una sustancia química conocida como hormona del crecimiento.

La deficiencia de la hormona del crecimiento (DHC) se da en uno de cada mil 500 niños y representa cerca de 80 por ciento de los casos asociados a causas patológicas, informa Blanco.

De ahí la importancia de la detección temprana del problema, porque cuando el niño es tratado antes de que alcance la pubertad tiene mayores posibilidades de que logre una mejor talla.

Cuando el niño es tratado antes de que alcance la pubertad tiene mayores posibilidades de que logre una mejor talla.

Armando Cruz, médico especialista en talla baja, apunta que la deficiencia de esta hormona puede presentarse debido a una alteración genética, como resultado de enfermedades, tumores o lesiones cerebrales.

Arturo Torres, director médico de la compañía farmacéutica Merck, destaca que la DHC no sólo afecta la estatura de los niños, también provoca serias repercusiones en su desarrollo psicomotriz, óseo y hormonal.

El desarrollo de sus huesos no será normal, por lo que los niños tendrán problemas de calcificación, sus huesos serán más frágiles y estarán más propensos a padecer osteoporosis, indica el gastroenterólogo.

Asimismo, tendrán serios problemas con el metabolismo de las grasas, eso provocará que tengan una concentración excesiva de tejido graso, sufrirán de colesterol alto y las mujeres tendrán problemas de fertilidad.

Usar Hormona de crecimiento es el tratamiento.

Usar Hormona de crecimiento es el tratamiento.
Foto: El Universal

Por medio del tratamiento a base de hormona del crecimiento humana, producida mediante tecnología de ADN recombinante, es posible corregir el problema su administración es por vía subcutánea durante las noches y generalmente se aplica durante la infancia.

“Es un medicamento seguro, que brinda buenos resultados este tratamiento está disponible en la seguridad social, pero es importante señalar que no está autorizado para diabetes, porque puede elevar el nivel de azúcar”, menciona al respecto el pediatra Armando Blanco.

Lo que se busca, añade Torres, es detectar oportunamente a los pacientes con la finalidad de que sean revisados y así determinar si son candidatos al reemplazo de la hormona del crecimiento.

Condiciones médicas

El tratamiento con hormona del crecimiento está indicado para:

  • – Niños con deficiencia de hormona del crecimiento.
  • – Síndrome de Turner.
  • – Síndrome de Prader Willi.
  • – Niños que hayan nacido pequeños para la edad gestacional (PEG).
  • – Talla baja idiopática (no se tiene una causa definida).
  • – Pacientes con insuficiencia renal crónica con trastornos en el crecimiento.
El 1er. año de vida es cuando más se crece.

El 1er. año de vida es cuando más se crece. Foto: El Universal

¿Cómo crecen los niños?

  • – En la pubertad los niños crecen al año entre: 8 y 12 cm
  • – En la pubertad (estirón) las niñas crecen al año entre: 7 y 11 cm
  • – A partir del cuarto año (meseta) al año crecen entre: 4 y 6 cm
  • – Del tercero al cuarto año: 7 cm
  • – Del segundo al tercer año: 8 cm
  • – Del primer al segundo año: 12 cm
  • – El primer año crecen entre: 18 y 25 cm
  • – Al nacer los niños miden entre: 48 y 53 cm.

Calcula la talla genética

Para niñas: Se suma la estatura de los padres, se le restan 13 cm y se divide entre 2. El resultado debe quedar en un margen de +/- 5 cm.

Para niños: Se suma la estatura de los padres, se le suman 13 cm y se divide entre 2. El resultado debe quedar en un margen de +/- 5 cm.

Por ejemplo: ¿cuál será la talla de un niño si su mamá mide 1.60 metros y su papá 1.75 metros?

(160+175+13) / 2 = 174 +/- 5 = entre 1.69 y 1.79 metros.

– Si crees que tu hijo es más bajito de lo normal, podría tener una deficiencia de hormona del crecimiento, detectarla a tiempo hará que logre una mejor talla.

Navegación << La lista de útiles Opciones de lunch para los niños >>

Los comentarios están cerrados.