La otra inteligencia

1 agosto, 2013 Revista:No. 26 Etiquetas: , , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

La inteligencia emocional es un concepto relacionado con la manera en que alguien puede controlar sus habilidades, tomar decisiones y resolver problemas que tienen que ver con el manejo de emociones y de las relaciones

Más que inteligencia emocional debería llamarse inteligencia social.

Más que inteligencia emocional debería llamarse inteligencia social.
Foto: Agencia Reforma

La inteligencia emocional es un concepto relacionado con la manera en que alguien puede controlar sus habilidades, tomar decisiones y resolver problemas que tienen que ver con el manejo de emociones y de las relaciones, afirma Jaime de la Torre, académico de Psicología de la Universidad de las Américas DF (UDLA-DF).

“Quizá debería llamarse inteligencia social, el concepto se ha usado más en el sentido de aprender a reconocer las emociones para aplicarlas en las relaciones, que el mero hecho del manejo de las emociones”, indica el doctor en Psicología.

“Hay una mayor capacidad para conducirse al relacionarse con los demás, entre más capacidad tienes de reconocer tus emociones y de manejarlas y controlarlas, y de reconocer las emociones de los demás, tienes mejores oportunidades para relacionarte bien y actuar con efectividad”, menciona.

Una persona con buen manejo emocional es mucho más eficiente en sus actividades.

Una persona con buen manejo emocional es mucho más eficiente en sus actividades.
Foto: Agencia Reforma

El especialista afirma que en el trabajo, una persona que tiene un buen manejo emocional puede ser mucho más eficiente en sus actividades.

“Normalmente, en un alto porcentaje las mejores oportunidades de desarrollo laboral derivan del manejo de las relaciones interpersonales, a veces mucho mayor que de las habilidades, pues muchas personas podrían tener básicamente las mismas habilidades, pero la capacidad para relacionarse podría ser la diferencia”.

Por su parte, Margarita Chico, directora de Comunicación Corporativa de la bolsa de trabajo en línea Trabajando.com México, coincide en que la inteligencia emocional en el trabajo es muy importante en el desempeño del empleado.

Un buen manejo de su personalidad y sus emociones, eso habla mucho de la parte de empatía que logres con tus compañeros, jefes y clientes.

“Es importante que exista un equilibro entre los conocimientos y un buen manejo de su personalidad y sus emociones, eso habla mucho de la parte de empatía que logres con tus compañeros, jefes y clientes”, asegura.

“También, habla de un empleado que siempre se enfoca al cumplimento de las metas y que acepta sugerencias, normalmente a este tipo de personas las vamos a ver crecer profesionalmente”.

Los conflictos laborales se dan en personas con poca inteligencia emocional.

Los conflictos laborales se dan en personas con poca inteligencia emocional.
Foto: El Universal

Agrega que muchos datos de mal clima laboral o conflictos laborales se dan porque algunas personas, aunque pudieran ser muy brillantes, no saben controlar sus emociones.

“Entonces, por mucho que traiga resultados se ve opacado, y eso hace que exista mucha rotación laboral, por frustración de que el ambiente es muy malo, o aquellos a quienes no hay manera de dirigirlos, al darles una retroalimentación porque se ponen a la defensiva, por ejemplo”.

¿Y en la escuela?

Controlar los nervios en un examen y poner atención en clase es inteligencia emocional.

Controlar los nervios en un examen y poner atención en clase es inteligencia emocional.
Foto: El Universal

En el ámbito académico, señala De la Torre, el correcto manejo de las emociones ayuda desde aprender a manejar los nervios en un examen hasta ser capaz de poner atención en una clase.

“Que el joven pueda manejar las emociones del enamoramiento o del enojo o de un problema en casa y, por tanto, puede utilizar sus habilidades cognitivas y aprovechar mejor las clases”, explica.

“Porque las relaciones sociales en época estudiantil son parte de la salud mental, la aceptación o rechazo de los compañeros, el aprender a integrarse o sentirse cómodo en las relaciones de pareja depende mucho de la inteligencia emocional”.

Que el joven pueda manejar las emociones del enamoramiento o del enojo o de un problema en casa y, por tanto, puede utilizar sus habilidades cognitivas y aprovechar mejor las clases.

Recomendable para todos

Jaime de la Torre asegura que la inteligencia emocional es recomendable para todas las personas, aunque la capacidad para desarrollarla depende de cada quien.

“Cualquier persona con mayor inteligencia emocional será más eficiente y tendrá más posibilidades de sentirse con más felicidad y plenitud”, indica el terapeuta cognitivo conductual.

“Todo mundo puede desarrollarla pero hay una serie de condicionantes en la historia de vida, si ésta fue muy complicada y se lastimaron algunas estructuras de emociones de manera importante de su pasado, se limita mucho el espacio de crecimiento que tenemos”.

Todo mundo puede desarrollarla pero hay una serie de condicionantes en la historia de vida.

Quienes tienen limitaciones emocionales, añade, primero necesitan romperlas, lo cual requiere de trabajo de desarrollo personal, desde terapia hasta libros sobre estos temas, por ejemplo, para mejorar el autoestima y saber manejar estrés y ansiedad.

“También tendría que desarrollar su capacidad de sensibilidad y honestidad emocional, y practicar habilidades sociales, de seguridad en sí mismo, de sensibilidad a las emociones, propias y externas”.

Aprende a vencer la timidez y manejar ataques de pánico o angustia.

Aprende a vencer la timidez y manejar ataques de pánico o angustia.
Foto BBC Mundo

Para empezar

Quienes tienen algunas dificultades emocionales y quieren desarrollar su inteligencia emocional, Jaime de la Torre, sugiere visitar la página www.misuperacionpersonal.com, en la que se ofrecen programas para mejorar el autoestima, manejar la ansiedad, desde estrés o ataques de pánico, estos cursos fueron diseñados por él y otros especialistas.

¿Bueno en el manejo de las emociones?

Algunas características de quienes tienen una buena inteligencia emocional y quienes no:

Personas más hábiles, más adaptativas, que se llevan mejor con los otros, a quienes describimos como carismáticos o tienen mayor capacidad para trabajar bajo presión, en general tienen más rasgos de inteligencia emocional.

A quienes les cuesta trabajo relacionarse con los demás y enfrentarse a retos de la vida, que tienen una timidez muy alta e incapacidad para manejar el estrés y por ese miedo no se involucran en proyectos, tendrían menos habilidades de este tipo.

Navegación << Carta Editorial Dolor sentimental = dolor físico >>

Los comentarios están cerrados.