Una piel radiante

15 agosto, 2013 Revista:No. 27 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

La piel es el órgano más sensibles y bello del cuerpo

La piel es el órgano más sensibles y bello del cuerpo
Foto: El Universal

¿Sabías que la resequedad de la piel puede provocar infecciones bacterianas y hasta virales, o que beber mucha agua no te garantiza tener una dermis hidratada?

La piel es uno de los órganos más sensibles del cuerpo por estar expuesta al medio ambiente, aunque la mayor parte de ella está «protegida» por la ropa.

Son básicamente cara (párpados, labios y mejillas), el cuello, los brazos y las manos las zonas más vulnerables al sol, al viento y al frío por los impactos que éstos tienen en la dermis.

De alguna manera estas partes del cuerpo se han tornado resistentes a las condiciones climáticas diarias, pero no por ello deben descuidarse y dejar de aplicar cremas humectantes, lociones hidratantes o bloqueadores solares, según sea el caso.

Tomar agua no es suficiente para la piel, hay que usar cremas.

Tomar agua no es suficiente para la piel, hay que usar cremas. Foto: El Universal

Si eres una persona que hace ejercicio a cielo abierto, o también si te ejercitas bajo techo, en la temporada invernal debes extremar cuidados en el rostro, específicamente en los párpados y los labios.

«El que tomes dos litros de agua o más al día permitirá que tu piel esté sana, pero la hidratación corporal no es tan directamente proporcional con la hidratación de la piel. La mejor hidratación del cutis es aplicar de manera directa lubricantes (cremas) o lociones hidratantes», explica el dermatólogo Rodrigo Gutiérrez.

Entre más frío haga hay mayor riesgo de resequedad.

«Entre más frío haga hay mayor riesgo de resequedad y esto provoca infecciones y por eso es importante utilizar más crema de lo habitual, es decir si sólo te aplicabas una vez al día, ahora deberás hacerlo dos ocasiones», añade el especialista.

A continuación te presentamos unos tips para el cuidado de la piel cuando hagas ejercicio al aire libre.

Brazos y piernas deben ser lubricados, entre 2 o 3 veces al día, la 1ª. después de bañarse.

Brazos y piernas deben ser lubricados, entre 2 o 3 veces al día, la 1ª. después de bañarse.
Foto: BBC Mundo

Pasos para proteger tu piel

  • Quien se ejercite por las mañanas a la intemperie, debe aplicarse crema de los párpados hacia abajo, no en la frente porque el sudor se mezcla con ella y hay escurrimientos hacia los ojos.
  • La resequedad también se presenta en los párpados por lo que debes humectarlos muy bien. Ahora hay en el mercado productos específicos para esta área del rostro.
  • Los labios tienen que estar humectados con hidratantes con base en petrolato o vaselina sólida. Los mejores productos de este tipo son las que tiene protector solar factor 30. No son recomendables las cremas de cacao ni la crema facial para ponerse en los labios.
  • Un bloqueador podría sustituir a una crema siempre y cuando tenga compuestos humectantes.
  • Si tienes acné no debes utilizar crema, sino una loción hidratante.
  • Debes conocer tu tipo de piel porque no todos necesitamos crema en el rostro.
  • Los brazos y piernas deben ser lubricados, es decir, untados con cremas corporales entre dos o tres veces al día, la primera vez, después de bañarse.
Navegación << Los mejores SPA del mundo Aprende a reparar tus cosméticos >>

Los comentarios están cerrados.