Chicas, ¡cuidado con la bebida!

16 septiembre, 2013 Revista:No. 29 Etiquetas: , , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Chicas, ¡cuidado con la bebida!

Chicas, ¡cuidado con la bebida!
Foto: Agencia Reforma

Una investigación realizada con estudiantes de educación media superior y superior en el País, de entre 15 y 23 años de edad, reveló que las jóvenes de nivel medio superior beben con frecuencia y con una tendencia de abuso en contextos en los que beber se asocia con situaciones recreativas como fiestas, antros y reuniones en casas. En el nivel universitario también se presenta esta tendencia en el propio campus y en bares.

Las encuestadas consideraron que las mujeres consumen en la misma cantidad y frecuencia que los hombres, y que la cantidad de alcohol que beben por ocasión siempre ha sido equiparable a la de los hombres.

De hecho, ellas afirmaron que su consumo es mayor «porque desarrollan mayor tolerancia» a la sustancia. Sin embargo, debido a que tienen menor peso corporal, hígado más pequeño y mayor proporción de grasa que de músculo, alcanzan estados de ebriedad o intoxicación en menor tiempo.

El parámetro para medir el abuso de bebidas embriagantes se refiere a «cuando ya se siente mareo», «ganas de vomitar» o se comienza a «perder el control».

Las universitarias señalaron que el parámetro para medir el abuso de bebidas embriagantes se refiere a «cuando ya se siente mareo», «ganas de vomitar» o se comienza a «perder el control».

Las mujeres consumen en la misma cantidad y frecuencia que los hombres.

Las mujeres consumen en la misma cantidad y frecuencia que los hombres.
Foto: El Universal

Aunque en general para los usuarios beber alcohol busca facilitar la socialización tanto en hombres como en mujeres y desinhibirse, explicó la institución al difundir la información del estudio, ellas lo usan en mayor medida para expresar sentimientos y emociones: «bailar, ligar y reventarse»; los hombres por su parte lo consumen para «estar a gusto».

Además, algunas jóvenes señalaron que detrás del consumo hay una cuestión de imagen y moda, es decir, sienten que «se ven bien» o que «es muy fashion» y reafirman su uso porque dicen verse y sentirse bien al usar alcohol.

CIJ considera que en gran medida este abuso se da con el fin de competir con el sexo masculino, por ello es importante erradicar la estigmatización que se da hacia las mujeres y entre ellas mismas, lo cual a su vez provoca un círculo de abuso-culpa-abuso.

Centros de Integración Juvenil cuenta con programas dirigidos sobre todo a los jóvenes para disminuir la ingesta excesiva de alcohol, los riesgos y daños asociados, el abuso y la dependencia. Entre otros: «Prevención del consumo excesivo de alcohol en mujeres jóvenes», «Armando el reven», «Si tomas, mídete. No tomes el volante» y «Prevención del consumo de drogas en los centros de trabajo».

Consumo explosivo

Las mujeres toman para bailar y ligar, los hombres por gusto.

Las mujeres toman para bailar y ligar, los hombres por gusto. Foto: El Universal

La Encuesta Nacional de Adicciones reveló que los adolescentes prefieren beber bebidas preparadas más que el vino.

Como se había observado en estudios previos, el patrón de consumo típico es de grandes cantidades por ocasión de consumo. Eso se denomina «consumo explosivo». En total, casi 27 millones de mexicanos entre 12 y 65 años beben con este patrón y presentan frecuencias de consumo que oscilan entre menos de una vez al mes y diario. Esto significa que, aunque beban con poca frecuencia, cuando lo hacen ingieren grandes cantidades.

Casi 4 millones beben grandes cantidades una vez a la semana o con mayor frecuencia.

Casi 4 millones beben grandes cantidades una vez a la semana o con mayor frecuencia (usuarios consuetudinarios). El consumo consuetudinario es más frecuente entre hombres que entre mujeres, en una proporción de 5.8 hombres por cada mujer.

Tanto en hombres como en mujeres, el grupo de edad que muestra los niveles más altos de consumo es el de 18 a 29 años. Los niveles descienden después conforme aumenta la edad.

La proporción de la población que presenta abuso/dependencia es de poco más de 4 millones de mexicanos: 3.5 millones son hombres y poco más de medio millón son mujeres. El abuso/dependencia se refiere a cuando la persona enfrenta problemas interpersonales, laborales y sociales relacionados con su forma de beber.

Información

www.cij.gob.mx
www.alcoholinformate.org.mx

Navegación << Carta Editorial Violencia disfrazada de amor >>

Los comentarios están cerrados.