El nuevo estrés de menores

16 septiembre, 2013 Revista:No. 29 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Los hechos y pláticas sobre violencia generan pánico infantil

Los hechos y pláticas sobre violencia generan pánico infantil
Foto: Agencia Reforma

Cuando los niños viven de cerca algún episodio de violencia, pueden presentar el síndrome de estrés postraumático, que se puede reflejar con que ya no duerman bien, no coman, no jueguen y que baje su rendimiento escolar, entre otras cosas.

En este momento es cuando los papás, y los adultos que no pueden tolerar estas noticias, deben buscar la ayuda de algún especialista.

«Cuando nuestros niños tienen actitudes de pánico, ‘flashback’, es momento de pedir ayuda, antes a lo mejor (es suficiente) con el simple hecho de hablar de lo que sucede afuera, en una sobremesa, de sistemas de prevención», indica el psiquiatra Jorge Luis Mancera.

Si no hay síntoma evidente, digamos que la familia puede absorber la angustia que por la inseguridad está generando en nuestros niños.

Incluso, explica el especialista, puede haber menores que no demuestran síntomas de estrés que alerten a los papás, pero más tarde estos niños podrían incurrir en actitudes violentas y agresivas.

Se vuelven agresivos, despistados y bajan calificaciones.

Se vuelven agresivos, despistados y bajan calificaciones.
Foto: El Universal

«Esa angustia, por una inseguridad constante, se puede convertir en un acto agresivo, vandálico. De esto nos damos cuenta cuando en la escuela la maestra dice que el niño es peleonero, que baja calificaciones, parece que no duerme, está despistado», señala.

«También uno se puede dar cuenta cuando llega una y otra y otra vez al pediatra porque está enfermándose constantemente, eso ya sale del contexto».

El psiquiatra indica que a finales del 2011 comenzaron a llegar con los especialistas menores entre 8 y 13 años, por problemas de ansiedad, miedo e insomnio, derivados de la situación que prevalece.

A partir del 2011 crecieron consultas por ansiedad en niños.

A partir del 2011 crecieron consultas por ansiedad en niños.
Foto: El Universal

Los problemas se presentan por lo que los menores escuchan en los medios y hasta entre conocidos, a quienes incluso les han secuestrado a algún familiar.

Mancera Maldonado explica que los menores que no pueden hablar sobre esto con sus papás, deben ser llevados a una terapia.

«Hay que identificar la causa de la angustia, de la ansiedad que ellos están pasando, tratar de hablarlo con ellos, en la mayoría de los casos tratar de infundirles seguridad y tranquilidad», indica.

«En pocos casos, también hay necesidad de darles un medicamento para controlar los síntomas, porque si empiezan a tener problemas serios de insomnio, pues va a empezar a afectar en su funcionalidad diaria, en sus actividades diarias».

Los padres deben de infundirles seguridad y tranquilidad.

Los padres deben de infundirles seguridad y tranquilidad.
Foto: Agencia Reforma

Esté alerta con los menores

Éstos son algunos síntomas de los niños que sufren síndrome de estrés postraumático:

  • No duermen bien.
  • No comen bien.
  • No juegan como antes.
  • Bajan su rendimiento escolar.
  • Son agresivos.
  • Cometen actos vandálicos.
  • Permanecen despistados.
  • Cuando los menores sólo manifiestan ansiedad ante estos temas, se recomienda a los padres de familia que hablen con ellos sobre algunas medidas preventivas, como las siguientes:
  • Asomarse por la ventana para ver si no hay sospechosos.
  • No contestar el teléfono.
  • Evitar dar datos personales a extraños.
  • No andar solos en las calles.
Navegación << El lenguaje social juvenil Trastornos psicológicos por disfuncionalidad familiar >>

Los comentarios están cerrados.