Divorcios afortunados

15 agosto, 2012 Revista:No. 3 Etiquetas: , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Fuente: Agencia El Universal

En las rupturas matrimoniales y repartición de bienes, hay casos de artistas mexicanos en los que una de las partes se beneficia hasta del nombre de su ex pareja

Cuando una pareja del espectáculo se divorcia en Estados Unidos entran en juego millones de dólares, pero en México también se disputan fuertes cantidades de dinero y hasta el nombre artístico, siendo el integrante menos mediático quienes reclaman dichos beneficios.

Parejas como Lucero y Mijares o Kate del Castillo y Aarón Díaz han optado por un divorcio más simple, llegando a un discreto acuerdo; otras como la de Tatiana y Andrés Puentes o Cristian Castro y Valeria Liberman han hecho peligrar hasta la carrera de los famosos.

Paulina Rubio enfrentó una demanda de divorcio en la que su  esposo pedía 25 millones de euros (425 millones de pesos aproximadamente), además de reclamar la custodia de su hijo Andrea Nicolás.

Nicolás Vallejo solicitó que los ingresos y las deudas adquiridas se repartierann en partes iguales. La cantante refutó la petición y aseguró que firmaron un acuerdo prenupcial que separó sus bienes y aseguró también que Vallejo no contribuyó ni en su carrera ni en su éxito, “como lo evidencia su completo fracaso para suministrar cualquier tipo de sostenimiento económico a su familia”.

Sobre tal punto, Ulises Beltrán, especialista en materia familiar, indica que cuando existe la separación de bienes significa que no hay una copropiedad, por lo que cada uno es dueño de sus adquisiciones y deudas.

Añade que los bienes adquiridos durante el matrimonio se pueden pelear siempre y cuando exista la sociedad conyugal (también conocida como bienes mancomunados), en cuyo caso únicamente forman parte los bienes adquiridos durante el matrimonio.

En cuanto a la custodia del pequeño, Colate solicitó tenerlo la mayor parte del tiempo, como había ocurrido.

“La chica dorada”solicitó lo contrario y sostiene que incluso tuvo que contratar a alguien que le ayudara con el niño mientras Colate pasaba el tiempo en “actividades recreativas en lugar de buscar un empleo a tiempo completo”, aunque lo calificó como buen padre y pidió su ayuda financiera para la manutención del pequeño.

Navegación << Carlos Fuentes: Una obra contra la muerte Lugares para viajeros adictos al chocolate >>

Los comentarios están cerrados.