Carta Editorial

1 octubre, 2013 Revista:No. 30 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El cine es siempre la propuesta de realidades posibles o una forma muy viva de contar historias y por ello, es un arte que se populariza sobre el principio de que siempre es bueno escuchar o ver una historia bien contada.

A los pequeños les leen cuentos antes de dormir, las amas de casa y personas mayores ven telenovelas, los intelectuales leen libros, los morbosos leen la nota roja en los periódicos, a los chismosos les gusta saber de las vidas de los vecinos, donde la constante es conocer o imaginar realidades que alguien más nos traerá.

Pero el cine, el cine tiene su propio ritual que se disfruta con menor esfuerzo que, por ejemplo, leer una novela, pues además de la oscuridad de la sala, el juego de luces, el cambio de planos, los sonidos, la música, los movimientos de cámara y hasta el sabor de las palomitas y el refresco nos transportan a experiencias que se “viven”, que mantienen al espectador en tensión, que “lo meten” a la historia logrando por un rato vivir otra vida y a veces casi olvidarse de la propia.

Los actores que participan en películas llegan a ser muy famosos y se convierten en celebridades, porque ese arte los convierte en modelos de atracción física, con dinero, disfrutando de todos los placeres posibles, tanto en la cinta como en la vida real, de modo que ser artista es ¡El sueño de cualquiera!; pero la fama también tiene su lado negativo, aunque no lo solemos ver.

Conseguir la fama puede ser más o menos fácil, pero mantenerla es lo complicado. Los famosos están continuamente presionados por sus agentes, publicistas, medios de comunicación y fans, y muchos, ante esa dura presión, acaban en adicciones autodestructivas como el alcohol, las drogas o problemas alimentarios; raros son los que conservan una convivencia sana con su familia y su entorno.

Así que antes de envidiar a un famoso, veamos el precio que tienen que pagar para mantener, aparte de la fama, su intimidad, tranquilidad, y libertad, y en esta edición 30 esperamos disfrutes de artículos como “Lo bueno, lo malo y lo feo de la juventud en Hollywood”, “Los héroes también envejecen” y “Cuando jamás volverás a verlo” que habla de las mujeres que compartieron la vida con alguna celebridad y tuvieron la desdicha de perderlos.

También te ofrecemos una lista de las películas que se estrenaron este año, así como los libros que llegaron a la pantalla grande, todos con un pequeño resumen en “En el cine o en la casa” y “Libros que apantallan este 2013”, así como un vistazo por el closet de Paris Hilton.

Aquí algunas de las frases más famosas del séptimo arte:

“Que la fuerza te acompañe” de Star Wars

“Veo gente muerta” de Sexto sentido

“E.T. phone home” de E.T.

“Bond, James Bond” del Agente 007

“Al infinito y más allá” de Toy story

“Elemental mi querido Watson” de Las aventuras de Sherlock Holmes

 

Nos vemos la próxima quincena y como decía Terminator, “Hasta la vista, baby”

Navegación << Portada Número 30 En el cine o en la casa >>

Los comentarios están cerrados.