Muertos que siguen vivos

26 octubre, 2013 Revista:No. 31 Etiquetas: , , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Actores y actrices fueron grandes en vida, y cuando les llegó la hora de partir, su muerte los convirtió en leyenda. Toda clase de historias se han desatado alrededor de las misteriosas causas que envuelven sus, casi siempre, trágicos finales.

Muchos afirman que aún vive, humilde y apartado de todo.

Muchos afirman que aún vive, humilde y apartado de todo. Foto: El Universal

Final de película

Aún corre la versión de que vive. Hay personas que incluso aseguran haberlo visto en México, anciano y viviendo de manera humilde apartado de todo.

Poco después del amanecer del 15 de abril de 1957, Pedro Infante cruzó como un bólido la ciudad de Mérida a bordo de su moto Harley Davidson: tenía prisa por llegar al aeropuerto para viajar a Cuajimalpa, donde pretendía resolver un asunto personal.

Viajó en un avión en el lugar del copiloto, despegando a las 7:40 horas y nunca pudo ganar altura. En México los medios de difusión dieron la noticia a las 10:30 horas.

«El actor Pedro Infante ha muerto en un accidente”

En la XEW, el locutor interrumpió la transmisión para anunciar escuetamente: «El actor Pedro Infante ha muerto en un accidente”. En ese momento comenzó el mito. El fenómeno de masas que sigue a más de 40 años de muerte. En Europa y Asia, muchos seguidores de las películas de «Pepe el Toro», piensan que aún vive. ¿Y acaso no es así?

La pistola con la que se mató fue regalo de Miguel Aceves Mejía.

La pistola con la que se mató fue regalo de Miguel Aceves Mejía. Foto: El Universal

Valiente hasta el final

A Pedro Armendáriz le gustaban las pistolas y acostumbraba llevar una consigo. Quién iba a pensar que una de éstas iba a ser motivo de su propia partida.

Según versiones, durante el rodaje de El Conquistador de Mongolia en el desierto de Nevada, ninguno de los actores que participaron en la cinta sabían que años atrás, en ese mismo lugar, se realizaron pruebas nucleares que dejaron en el ambiente residuos radiactivos. En 1963 a Armendáriz le detectaron cáncer avanzado en la cadera.

 

 

A Armendáriz le detectaron cáncer avanzado en la cadera.

La noticia fue impactante para el actor, por lo que un 18 de junio de 1963, estando sólo en la habitación del hospital decidió acabar con sus intensos dolores dándose un tiro en el corazón, con un arma que le regaló Miguel Aceves Mejía.

Adiós, Doña

Se dijo que fue asesinada principal heredero, Luis Martínez de Anda.

Se dijo que fue asesinada principal heredero, Luis Martínez de Anda. Foto: El Universal

 

El mismo día en que cumplía 88 años de edad (8 de abril del 2002), María Félix recibió la visita de la muerte, la cual trajo consigo más controversia que la misma vida de la actriz.

Un ataque cardíaco fue el causante del deceso, mismo que pusiera en duda el hermano menor de La Doña, Benjamín Félix, quien sospechaba de un asesinato planeado por el asistente de la actriz y principal heredero, Luis Martínez de Anda.

Benjamín pidio a las autoridades exhumar el cuerpo que yacía desde cuatro meses antes en el panteón.

Ante la demanda penal que interpuso, las autoridades aceptaron la exhumación. Los estudios practicados revelaron que la muerte fue por infarto.

La prensa publicó en varias ocasiones que se había visto a la actriz en Berlín, un mes después de que se anunciara la muerte.

Los rumores no terminaron.

La prensa publicó en varias ocasiones que se había visto a la actriz en Berlín, un mes después de que se anunciara la muerte; o la versión de que el fantasma de La Doña rondó el día de su funeral y que se sigue apareciendo en la que fuera su casa.

Su tumba lleva tiempo sin ser visitada.

Su tumba lleva tiempo sin ser visitada.
Foto: El Universal

Muerto en vida

Una de las leyendas de muerte que más han sonado en el mundo del cine ha sido la de Joaquín Pardavé, quien oficialmente fue declarado muerto el 20 de julio de 1955, pero que en realidad pudo haber sido días después.

En teoría «Don Susanito», como también se conocía por uno de sus tantos personajes que lo llevó a ser muy reconocido en el séptimo arte, sufrió un ataque de catalepsia, porque al reabrirse su féretro la tapa estaba rasguñada y el cuerpo estaba boca abajo.

Sufrió un ataque de catalepsia, porque al reabrirse su féretro la tapa estaba rasguñada y el cuerpo estaba boca abajo.

Ahora sólo basta darse una vuelta por el Lote de Actores del Panteón Jardín, en la Ciudad de México, para ver que la leyenda de su muerte ha importado más que lo que su ausencia representa, ya que su cripta muestra indicios de que lleva tiempo sin ser visitada.

Su muerte se asocia a relaciones amorosas homosexuales.

Su muerte se asocia a relaciones amorosas homosexuales.
Foto: Especial

El amor la perdió

La muerte de la actriz Miroslava Sternova hace poco más de cuarenta años la elevó inmediatamente a la categoría de diva, entre los nostálgicos del cine mexicano de la Epoca de Oro.

Su intervención en Ensayo de un Crimen (1955) es, quizá, la más recordada.

La fascinación contemporánea hacia la actriz la ha llevado a convertirse, a posteriori, en una especie de Marilyn Monroe «a la mexicana». Este fenómeno tiene como punto de partida el aura romántica generada por su suicidio, ocurrido a una edad temprana y se especula que por males de amor.

El popular cuento de Guadalupe Loaeza y su inmediata versión cinematográfica contribuyeron a la formación de un mito que guarda poca relación con lo que Miroslava significó en su momento.

Navegación << La luz al final del túnel Muertes terroríficas >>

Los comentarios están cerrados.