Vidas pasadas

26 octubre, 2013 Revista:No. 31 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Quienes han realizado sesiones de regresión se han visto como reyes y como plebeyos.

Quienes han realizado sesiones de regresión se han visto como reyes y como plebeyos.
Foto: El Universal

Según Jeanne Avery, terapeuta especializada en regresiones reconocida mundialmente, en su libro Vidas pasadas, amores presentes, dice que cada relación amorosa, sea armoniosa o conflictiva, tiene su origen en una vida pasada, y su exploración es capaz de transformar positivamente nuestra vida.

La muerte es como dormir y renacer, es como despertarse en un nuevo cuerpo con diferente disfraz.

De acuerdo con la teoría de la reencarnación, una vida sigue a otra tal como un día sigue al otro. La muerte es como dormir y renacer, es como despertarse en un nuevo cuerpo con diferente disfraz. Los recuerdos permanecen aun cuando se haya olvidado un acontecimiento. Las reacciones que tenemos hacia las personas que queremos u odiamos pueden tener origen en sucesos que nunca se resolvieron en una vida pasada.

Shakespeare dijo: «El mundo entero es un escenario y los hombres y las mujeres son solamente actores y actrices». De acuerdo con los principios metafísicos, la vida es un verdadero drama de nuestra creación. En teoría, no somos víctimas de nuestro entorno, somos los propios creadores.

Descartes afirmó que la existencia estaba directamente relacionada con los procesos de pensamiento al expresar: «Pienso, luego existo». Carl Jung avanzó más y describió a lo que le llamó el inconsciente colectivo, esto era que el hombre no sólo poseía sus propios recuerdos inconscientes, sino que formaba parte de un banco de memoria universal que contiene los códigos genéticos y el pensamiento de la humanidad en conjunto.

Se dice que cada relación amorosa, tiene su origen en una vida pasada.

Se dice que cada relación amorosa, tiene su origen en una vida pasada. Foto: El Universal

Cuando recurrimos a este nivel de consciencia somos capaces de desvelar los recuerdos personales de las vidas pasadas. Los recuerdos de otra vida pueden explicar las atracciones kármicas, las relaciones y las inclinaciones sexuales. La salud física, el talento y el intelecto, entre otras cosas, son cualidades que nos siguen de una vida a otra. Los recuerdos traumáticos y los que se refieren a pérdidas son como nudos en el hilo de la conciencia. Edgar Cayce, un hombre que ha profundizado en el estudio de las creencias religiosas tradicionales, finalmente aceptó la teoría de la reencarnación, pero sólo cuando era evidente que el material que estaba revelando tenía efectos positivos en la vida de los sujetos que trataba.

Las vidas pueden pasar de un plano superior a otro inferior, de lo interesante a lo rutinario, de lo productivo a lo estático.

En sus lecturas insistía en que era necesario enfocar la idea de que existen muchas vidas de modo práctico. Los recuerdos de una existencia previa no eran muy importantes, e incluso podían ser perjudiciales a menos que el individuo aplicara ese conocimiento a las condiciones actuales.. Separar un recuerdo de su contexto también puede oscurecer la representación total, ya que el hilo que enlaza una vida con otra podría haber tejido a su alrededor toda una gama de experiencias. Las vidas pueden pasar de un plano superior a otro inferior, de lo interesante a lo rutinario, de lo productivo a lo estático, según el desarrollo del alma.

Recordar vidas pasadas comienza a verse de un modo menos asombroso.

Recordar vidas pasadas comienza a verse de un modo menos asombroso. Foto: El Universal

Quienes han realizado sesiones de regresión se han visto como reyes y como plebeyos, como ladrones y mendigos, como santos y sabios. Pero invariablemente, al liberar los recuerdos, experimentan una sensación de alivio, independientemente de cuál sea la experiencia que se evoque.

La experiencia de recordar vidas pasadas comienza a integrarse en la existencia actual de un modo casi natural. La persona toma conciencia de que ha cambiado su perspectiva sobre una determinada relación o situación de forma casi inmediata y con ello parece sanear las condiciones actuales.

En ocasiones alguien comprometido en una relación conflictiva puede no ser consciente de lo que ha ocurrido en la sesión ni de la información que se ha revelado pero de cualquier modo puede sanarse.

Navegación << Muertes terroríficas ¿Sabías que…? >>

Los comentarios están cerrados.