La corona de adviento

1 diciembre, 2013 Revista:No. 32 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
La corona de Adviento es un círculo de follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas.

La corona de Adviento es un círculo de follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. Foto: El Universal

La corona de Adviento en muchos hogares es colocada como un objeto más para la decoración del hogar en esta temporada navideña.

Sin embargo, su función no es simplemente decorativa, ya que además de ser un centro de mesa con velas, esta corona anuncia que la Navidad está cerca y hay que prepararse.

Esta corona anuncia que la Navidad está cerca y hay que prepararse. 

La corona de Adviento, de origen alemán, es un círculo de follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. Sobre las ramas se ponen cuatro ceras, una por cada semana de Adviento. Las velas simbolizan la próxima venida de la Navidad, cuando Cristo nació en Belén de Judea.

Haciendo un poco de historia, recordemos la larga espera de la humanidad que, cayendo en pecado, vivía en oscuridad. El pueblo de Israel recibió de Dios la promesa y los profetas la mantenían viva en los corazones. Los católicos, por el bautismo, están llamados a ser profetas y anunciar el reino de Dios.

Se enciende una nueva vela cada domingo de Adviento y al mismo tiempo se hacen oraciones especiales. Tres son violeta (color litúrgico del Adviento) y la de la tercera semana es rosada.

Se enciende una nueva vela cada domingo de Adviento y al mismo tiempo se hacen oraciones especiales. Tres son violeta (color litúrgico del Adviento) y la de la tercera semana es rosada, para representar el gozo del Señor. Si no hay velas de esos colores aun así se puede hacer la corona, ya que lo más importante es el significado del fuego: la luz que aumenta con la proximidad de aquel que es la luz del mundo.

Por otra parte, se dice que esta costumbre es de origen pagano, ya que representaba el ruego del sol para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los cristianos para prepararse a la Natividad del Señor, aprovechan esta corona de Adviento como medio para esperar a Cristo y rogarle infunda en sus almas su luz.

Significado de los elementos

Más importante que el color de las velas es el fuego que significa la luz del mundo.

Más importante que el color de las velas es el fuego que significa la luz del mundo.
Foto: El Universal.

El círculo.

Es una figura geométrica perfecta que no tiene principio ni fin. La corona de Adviento tiene forma de círculo para recordar a los hombres que Dios no tiene principio ni fin, es eterno.

La corona de Adviento tiene forma de círculo para recordar a los hombres que Dios no tiene principio ni fin, es eterno.

Ayuda también a pensar en los miles de años de espera de Adán hasta Cristo y en la segunda y definitiva venida. También ayuda a tomar conciencia a los creyentes de que de Dios vienen y a Él van a regresar. El verde de las hojas. La corona se hace de follaje verde (ramas de pino o de cualquier árbol) y esto representa que Cristo está vivo entre los seres humanos (el verde es vida), además de que recuerda la vida de gracia y la esperanza que se deben tener durante el Adviento. Las velas. Las cuatro ceras representan los cuatro domingos de Adviento. Las tres primeras que se encienden son moradas para recordar el espíritu de vigilia y preparación. La última vela es rosada o blanca y simboliza que la llegada del Señor está muy cerca. El día de Navidad las velas se sustituyen por rojas que simbolizan el espíritu de fiesta de la reunión familiar.

El día de Navidad las velas se sustituyen por rojas que simbolizan el espíritu de fiesta de la reunión familiar.

La luz.

La luz de las velas simboliza la luz de Cristo que buscan los fieles desde siempre porque les permite ver el mundo y su interior. Cada domingo se enciende una vela. El hecho de irlas prendiendo poco a poco significa que conforme se acerca la luz, la oscuridad se va disipando. Jesús es la luz del mundo.

Cuándo comenzar y qué hacer

Se incendia cuando se celebre el primer domingo de Adviento.

Estas fechas la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona, encienden la vela cada domingo una más hasta completar las cuatro. Entonces leen las sagradas escrituras y alguna meditación. Se alaba al Señor con cantos. La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.

Navegación << Rituales para esperar el año Navidad agridulce >>

Los comentarios están cerrados.