Mira que viborita

1 marzo, 2014 Revista:No. 35 Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Tener un reptil en el hogar es mucho más simple que tener perros o gatos

Tener un reptil en el hogar es mucho más simple que tener perros o gatos
Foto: Agencia Reforma

Aunque menos comunes y temidas por algunos, las serpientes sí pueden ser fieles compañeras.

“Hay mucha desinformación y muchos mitos que evitan que las madres de familia permitan a sus hijos tener serpientes en su casa”, dice el veterinario Raymundo Cantú Cavazos.

Sin embargo, lo cierto es que tener un reptil como acompañante en el hogar puede ser mucho más simple que tener como mascota a perros o gatos, animalitos mucho más demandantes por los cuidados que exigen.

Alimentar y limpiar a diario no son actividades de la rutina de un dueño de serpientes, comenta el veterinario. Fuera de su hábitat, esta especie puede basar su dieta en roedores y alimentarse semanal o mensualmente dependiendo de la temperatura del ambiente.

“Como ellas no controlan su temperatura, su metabolismo es regido por la temperatura ambiental”, explica. “A razón de mayor temperatura, aumenta el metabolismo si baja la temperatura, baja el metabolismo”.

Se necesita alimentarla con 1 ó 2 roedores por semana

Por ejemplo, dice, en un ambiente entre los 25 y 28 grados centígrados se necesita alimentarla con 1 ó 2 roedores por semana, pero sí la temperatura es de 20 grados podrían comer una vez al mes y estar más que satisfechas.

Por supuesto que en su hábitat natural su régimen alimentario no se limita a los roedores y pueden ingerir como platillo principal aves y sus huevos, conejos, e incluso pequeños reptiles y peces.

 

Los excéntricos y adolescentes son los que las buscan como mascotas.

Los excéntricos y adolescentes son los que las buscan como mascotas.
Foto: Archivo

Un perfil especial

Será la intimidación que ocasiona ver cómo asfixian a su presa o sus brillantes ojos, pero no cualquiera se atreve a colgarse una serpiente del cuello y tratarla como la mascota ideal.

Los amantes de los animales, las personas un poco más excéntricas, los rockers y los adolescentes por lo general son quienes más buscan este tipo de animales y quienes terminan por llevarse a casa las especies más comunes como el pitón bola, la serpiente rey de California y el falso coral, comparte Cantú Cavazos.

De las tres especies, la primera tiene como característica principal la nobleza y suele ser una mascota ideal para un espacio reducido, ya que su longitud rara vez supera los 1.20 metros, explica.

“Es una de las serpientes constrictoras que no son venenosas, nacen sin veneno”, agrega el veterinario, “difícilmente muerden, difícilmente atacan y cuando lo llegan a hacer es por un malestar físico o por un tipo de estrés, ya sea estrés por temperatura o por hambre”.

Ya no la quiero

No se deben liberar bajo ninguna circunstancia.

Antes de adquirir una serpiente, debes considerar que serás responsable por ella durante toda su vida, que puede ser de hasta 30 años, pero si por alguna razón ya no puedes conservarla, el veterinario considera importante mencionar que no se deben liberar bajo ninguna circunstancia.

“La mayoría de las especies que se encuentran a la venta en tiendas de mascota no son especies nativas de la región y pudieran tanto contaminar la región con enfermedades, virus o parásitos que traen de los países de donde son importadas, como podrían también apoderarse de los alimentos de nuestras serpientes nativas”, dice.

Lo más adecuado en caso de no poder cuidarlas es buscar una asociación protectora de animales o zoológicos que las puedan adoptar, señala.

 

Calienta el aire que respiran por medio de un foco para reptiles.

Calienta el aire que respiran por medio de un foco para reptiles. Foto: Especial

Dale la bienvenida

  1. – Compra un terrario para colocar a la serpiente.
  2. – Adecua el espacio del terrario para que se mantenga con un ligero porcentaje de humedad a una temperatura entre los 25 y 32 grados.
  3. – Asegúrate de contar con accesorios como resistencias eléctricas que se deberán acomodar abajo del terrario para calentar su espacio.
  4. – Calienta el aire que respiran por medio de un foco para reptiles.
  5. – Dales una cueva o refugio donde se puedan albergar.
  6. Coloca un recipiente con agua lo suficientemente abundante para que se pueda sumergir completamente. 

PRIMEROS AUXILIOS

Si se observa que el reptil tiene una ausencia de apetito, pierde interés en su presa, no muda de piel o lo hace de manera incompleta y permanece inactivo o con poca movilidad, quiere decir que algo anda mal. Llama de inmediato al veterinario especialista en especies exóticas.

Navegación << 5 errores que no debes cometer Las 10 mascotas favoritas >>

Los comentarios están cerrados.