Cambio de roles convierte a la pareja en sapo o en bruja

15 octubre, 2012 Revista:No. 7 Etiquetas: , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

Agencia Reforma

Cambio de roles convierte a la pareja en sapo o en bruja

Cambio de roles convierte a la pareja en sapo o en bruja.

¿Porqué las Princesas y los Príncipes se Convierten en Brujas y en Sapos?

¿Porqué las Princesas y los Príncipes se Convierten en Brujas y en Sapos?

Un cambio de «chip» en los roles de hombres y mujeres puede ser la razón por la cual las princesas y los príncipes se convierten en brujas y en sapos, de acuerdo con el doctor en educación, Jesús Amaya.

En la charla sobre su libro ¿Porqué las Princesas y los Príncipes se Convierten en Brujas y en Sapos?, publicado hace apenas unos meses, Amaya habló de que en la actualidad, las parejas que dicen fracasar en relaciones debido a la incompatibilidad de caracteres, lo hacen en realidad debido a que generan ideales y expectativas del otro que a largo plazo son difíciles de cumplir.

«La realidad es que el príncipe siempre fue sapo, y quizá la princesa siempre fue una bruja», comentó con humor el autor.

La realidad es que el príncipe siempre fue sapo, y quizá la princesa siempre fue una bruja

La realidad es que el príncipe siempre fue sapo, y quizá la princesa siempre fue una bruja.

Amaya abordó los cambios contextuales que han dado pie a una modificación de roles y funciones en el hombre y la mujer.

«Empezamos a cambiar los roles, la mujer trabaja y el hombre comienza a participar más en la casa»

En base a ello, el autor considera que las mujeres ahora están mucho más estresadas que antes, porque tienen doble rol, en la casa y el trabajo, y en vez de volver a los roles de hace 50 años, definidos y esquemáticos, la misión del hombre debe adaptarse a ese cambio.

«Los hombres tenemos que cambiar la misión, ahora la misión de la mujer es hacer mejor al hombre, y la misión del hombre es hacer feliz a la mujer»

Los hombres tenemos que cambiar la misión

Los hombres tenemos que cambiar la misión.

El autor presentó una serie de diapositivas al público en las que mostraba cómo biológicamente, el cerebro de las mujeres es mucho más complicado que el del hombre, y cómo a través de reacciones químicas se estimula el enamoramiento en ambos casos.

Se empiezan a generar expectativas biológicamente opuestas en los hombres, quienes esperan que la mujer no cambie a lo largo de la relación, y en las mujeres, quienes esperan que el hombre cambie.

«El amor, más que el enamoramiento, no tiene que ver con sentimientos o ideales, sino con compromisos»

Además, habló de cómo el dejarse llevar exclusivamente por la ilusión producida por el cerebro al generar dopamina se empiezan a generar expectativas biológicamente opuestas en los hombres, quienes esperan que la mujer no cambie a lo largo de la relación, y en las mujeres, quienes esperan que el hombre cambie.

«El amor, más que el enamoramiento, no tiene que ver con sentimientos o ideales, sino con compromisos»

El libro ha sido traducido al inglés bajo el título Love Brain

El libro ha sido traducido al inglés bajo el título Love Brain. Foto Agencia Reforma

Para la realización del libro, que da continuidad a los temas abordados en su libro anterior, ¿Qué Hago si mi Media Naranja es Toronja?, Anaya llevó a cabo un estudio en 300 mujeres y parejas de recién casados.

El libro ha sido traducido al inglés bajo el título Love Brain, y para tal versión se llevó a cabo otra recolección de datos en los Estados Unidos.

¿Porqué las Princesas y los Príncipes se Convierten en Brujas y en Sapos? ha tenido muy buena recepción, de acuerdo con su autor, quien ahora trabaja en otro libro tentativamente titulado La Tercera Mujer, en donde pretende abordar a profundidad el tema de la evolución del rol femenino a través de tres generaciones.

Navegación << ¿Cómo explicar la muerte a los infantes? Halloween una costumbre cada vez más adoptada >>

Los comentarios están cerrados.