¿Sabias qué …?

1 mayo, 2013 Revista:No. 20 Notitips Etiquetas: , , , Autor:hojeadas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

¿Por qué la evolución no hizo que dar a luz fuera agradable?

¿Por qué la evolución no hizo que dar a luz fuera agradable?

¿Por qué la evolución no hizo que dar a luz fuera agradable?

Otros mamíferos no tienen los mismos problemas por dos razones: sus cabezas no son tan grandes, en relación con el tamaño de su cuerpo, y no caminan erguidos.

El haber evolucionado hasta estar completamente erguidos requirió que nuestros ancestros cambiaran el ángulo y la forma de la pelvis, lo que redujo la anchura del canal pélvico.

La selección natural está entonces jalando a la pelvis en dos direcciones distintas.

Para correr rápido, necesitamos una pelvis estrecha, pero para dar a luz fácilmente, una ancha.

Eso es lo que se conoce como el dilema obstétrico y la pelvis de los humanos modernos es un compromiso entre estas coacciones.

Nuestros cerebros crecen 3,3 veces más desde el nacimiento hasta la edad adulta, comparado con 2,5 veces para los chimpancés, así que los humanos ya nacen en una etapa más temprana de desarrollo que otros animales.

Pero si las mujeres tuvieran las caderas más anchas que ahora, no podrían correr.

La selección natural probablemente ha sido más implacable a la hora de eliminar madres lentas o bebés subdesarrollados que a aquellas mujeres a las que el dolor del parto les hizo no querer quedar embarazadas.

¿Por qué los patitos se equivocan de madre?

¿Por qué los patitos se equivocan de madre?

¿Por qué los patitos se equivocan de madre?

A pesar de que ya se había observado antes, no fue sino hasta la década de los años ’30 del siglo pasado que el biólogo austriaco Konrad Lorenz descubrió que durante un «período crítico» de apenas 24-48 horas después de romper el cascarón, los recién nacidos gansos y patos siguen a cualquier objeto grande que se mueva.

No se sabe por qué los patitos tienen un «período crítico» durante las primeras 48 horas de vida.

Por el resto de sus vidas, preferirán seguir a ese objeto más que a cualquier otro, incluso a su mamá.

De hecho, Lorenz terminó adoptando a una gansa pues cuando ésta nació, él la estaba observando y la gansa quedó convencida de que Lorenz era su madre.

Es probablemente el mejor ejemplo de lo que se conoce como «troquelado», «impronta» o «impregnación»: el aprendizaje rápido que ocurre en una edad en particular.

El efecto, que no dura más de 48 horas, es más fuerte cuando los patitos están bajo presión, y dependen más de la visión que de otros sentidos.

Seguramente en el cerebro de las pequeñas aves ocurre un cambio crítico, pero hasta ahora los expertos no han logrado entender cuál es.

Navegación << Recetario: Pechuga asada con salsa de durazno Horóscopos >>

Los comentarios están cerrados.